PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

  • André Leao y Manu del Moral, rotos

André Leao y Manu del Moral, rotos

Ambos futbolistas no acabaron el partido en Zaragoza con sendas roturas de fibras y entran en la enfermería

Domingo, 15 de Noviembre de 2015 - 20:35

Los gestos eran inequívocos. Primero André Leao, en el minuto 35, y después Manu del Moral, en el 53, poco después de haber anotado su primer gol con la camiseta del Real Valladolid, se habían roto en La Romareda.

El portugués peleó por un balón dividido y tras la acción se fue al césped y pidió la asistencia del doctor Alberto López Moreno y el fisioterapeuta Juan Valderrama. Las pruebas clínicas apuntan a una rotura de fibras en los músculos isquiotibiales de su pierna derecha, aunque las pruebas diagnósticas en el Hospital Campo Grande del Grupo Recoletas tendrán que certificar la rotura y su tamaño, del que, en última instancia, dependerá el tiempo de recuperación, aunque, salvo milagro médico, una rotura de fibras requiere un mínimo de tres semanas para ser restañada.

La lesión de Manu del Moral podría ser de más gravedad. El jienense, cuya mala suerte en este tipo de lesiones musculares le ha perseguido durante buena parte de su carrera y no le han dejado casi nunca brillar como el extraordinario futbolista que es, sintió la típica “pedrada” (también en los isquiotibiales derechos) en un explosivo sprint. El jugador se frenó en seco y se lanzó al césped. No había duda: Manu del Moral se había roto y, como en el caso de André Leao, la resonancia magnética revelará la importancia de la rotura y el tiempo estimado de recuperación.

Si se confirman los pronósticos, Manu del Moral y André Leao pasarán al “dique seco”, donde esta semana han estado Erick Moreno, Alfaro y Óscar, porque David Timor mejoró a última hora de sus molestias en el tobillo izquierdo y pudo estar en La Romareda, donde jugó el final de la primera mitad y toda la segunda. En cualquier caso, el servicio médico blanquivioleta estará muy pendiente de la evolución del medio centro valenciano, día a día y entrenamiento a entrenamiento.

El gran reto en el apartado médico durante esta semana será la recuperación definitiva de Alfaro y Óscar. De su presencia en la próxima convocatoria dependerá que el equipo pueda tomarse un pequeño respiro en la enfermería.

Óscar no ha podido jugar los tres últimos partidos ligueros por una dolorosa lumbalgia que le está dejando la espalda muy maltrecha. A las indiscutibles cualidades futbolísticas del media punta salmantino, en su dilatada carrera siempre le ha acompañado un plus: el charro no se lesiona. Una constitución privilegiada y su capacidad de sufrimiento le han permitido encadenar series largas de partidos, pero esta vez los problemas de espalda con los que ha convivido (y superado) en los últimos años, le han dejado fuera de combate. Por supuesto, Óscar tratará de recuperarse para jugar el próximo domingo ante un Club Atlético Osasuna que llegará como líder a Zorrilla, pero su presencia ante el equipo navarro dependerá, lógicamente, de su evolución.

Alejandro Alfaro está a punto de cumplir los plazos de marcados para recuperarse totalmente de la avulsión musculo-aponeurótica del recto anterior del cuádriceps derecho que le ha dejado fuera del equipo en los dos últimos meses. De hecho, el onubense ya se ha ejercitado al mismo ritmo de sus compañeros en las últimas sesiones y ahora buscará una puesta a punto idónea para estar a plena disposición de Miguel Ángel Portugal, que, en otros apartados fuera de la medicina, podrá recuperar esta semana a Kepa, Bruno Varela y Mojica si el “virus FIFA” les deja sanos a su vuelta, prevista para el jueves en el caso de los arqueros y para el viernes en el caso del colombiano.

Por el contrario, si los comités federativos no lo remedian, el técnico no podrá contar en el lateral izquierdo ante Osasuna con Mario Hermoso, puesto que el jugador cedido por el Real Madrid, que cuajó en La Romareda su mejor partido de esta temporada, será sancionado por ver la quinta tarjeta amarilla de esta Liga en el minuto 80, en una acción que el servicio jurídico blanquivioleta estudiará si es recurrible, porque su pugna con el jugador maño Jorge Díaz dejó muchas dudas de que fuera punible.

Fotografía de @LaLiga: Manu del Moral abandona el terreno de juego de La Romareda auxiliado por el doctor Alberto López Moreno y el fisioterapeuta Juan Valderrama.

‹ Volver al listado noticias