PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

2-1: El Pucela doblega a un buen Granada

Vallisoletanos y granadinos firmaron un partido entretenido y de poder a poder en Zorrilla

Sábado, 16 de Septiembre de 2017 - 18:58

El Real Valladolid volvió a cuajar otro buen partido de fútbol este sábado y, de nuevo, lo hizo ante un buen equipo de fútbol, el Granada, que, por dominio, pudo llevarse algún punto de Zorilla, aunque, en el cómputo global de un partido equilibrado, por pegada y ocasiones de gol contabilizadas, mereció ganar el Pucela.

El comienzo del partido fue eléctrico. En el minuto 3, Pedro –autor del gol visitante en el tramo final- ya había enviado un latigazo a la cepa del poste. Pero la contestación del Real Valladolid fue demoledora, a través de un Mata inspiradísimo. En el minuto 10, tras un pase perfecto de Luismi al espacio, Jaime Mata salvó la salida de Javi Varas para marcar el primer tanto. No tuvo la misma suerte en los minutos 13 y 19, aunque más que fallos de Mata, el mérito hay que dárselo a Javi Varas, el excancerbero blanquivioleta que fue un auténtico muro en el arco nazarí.

Sin tiempo para el respiro, el Granada tomó el mando de las operaciones y el peligro se empezó a cocinar en el área vallisoletana, pero Masip estuvo a la altura en el duelo de porteros y respondió felinamente a un cabezazo de Adrián Ramos, el artillero colombiano que forma con Joselu y delantera capaz de poner en jaque a cualquier defensa de la categoría.

El Real Valladolid tuvo que replegarse y guardar su viña, pero nunca renunció al ataque. Cada vez que salía a la contra era capaz de crear peligro, como en una ocasión de Óscar Plano a la que de nuevo tuvo que responder con mucho acierto Javi Varas.

Al margen del cabezazo de Adrián Ramos, la mejor ocasión andaluza llegó en el minuto 39, con una internada mortal de necesidad por la banda izquierda del ataque visitante que acabó con un centro que tuvo que sacar Deivid a córner “in extremis”.

En la segunda mitad, el ataque granadino se intensificó. Al Pucela cada vez le costó más sujetar en el centro del campo el empuje del Granada y sólo la espesura visitante en los metros finales le privó de crear más ocasiones de peligro.

El Real Valladolid que había puesto contra las cuerdas a Javi Varas en la primera parte ya sólo sorprendía con chispazos. En uno de ellos, Mata cazó un balón suelto en el centro del campo y se pegó una carrera de 50 metros para plantarse ante Javi Varas, que de nuevo respondió al zapatazo del delantero. Pero 20 minutos más tarde, en el 80, Gianniotas, nada más ingresar en el terreno de juego por Óscar Plano, recibió un balón al espacio maravilloso de Míchel, se plantó por velocidad ante Javi Varas y, esta vez sí, el portero sevillano no pudo detener el tiro colocado del extremo griego, que se coronaba en su debut para marcar el 2-0.

Todavía hubo partido porque el Granada, que no había sido capaz de traducir en ocasiones claras sus constantes llegadas al área vallisoletana tanto con el balón en juego como en constantes córner y faltas centrales y laterales, marcó con un soberbio disparo de Pedro desde la frontal, que puso un obús en la escuadra en el minuto 85.

Con cabeza fría y coraje, el Real Valladolid supo aguantar el resultado hasta el final para conseguir una victoria de prestigio ante un rival de tronío que encajaba en Zorrilla su primera derrota de la temporada.

Etiquetas de la noticia:

Crónica

Granada C.F.

‹ Volver al listado noticias