PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

  • \

"Si lo detectas tempranamente, está curado"

Antoñito charla con el urólogo Roberto Martínez para dar visibilidad al cáncer de próstata y testículo, conocer la importancia de la prevención, y derribar tabúes

Jueves, 21 de Noviembre de 2019 - 09:51

¿Un simple gesto puede salvar tu vida? Sí. Puede parecer exagerado pero, si hablamos del cáncer de testículo, una de las enfermedades que el movimiento Movember pretende visibilizar, es cierto. Y muy simple si se sabe cómo.

“Ahora el 95% de los cánceres de testículo se cura. Es importante autoexplorarse, perder el miedo”. Noviembre es el mes para visibilizar las enfermedades masculinas, para hablar de esas que muchas veces se han considerado tabú pero que afectan a la esperanza de vida de los hombres, y ante las cuales podemos actuar de manera temprana. Para conocernos mejor, el jugador de la primera plantilla Antoñito ha compartido con el urólogo Roberto Martínez sus dudas sobre esos cánceres que afectan únicamente a los varones y de los que, por miedo o vergüenza, muchas veces no se habla.

“A veces la figura masculina queda un poco relegada, parece que no necesitamos quejarnos o ir al médico” indicaba el doctor Martínez, cuyo primer mensaje era claro: “El cáncer de testículo, si lo detectas tempranamente, está curado. Si no, puede acabar con la vida del paciente”.

¿Cómo hay que hacer la exploración de los genitales? “Tiene que ser un testículo liso, hay que llevarlo hacia la bolsa, dejarlo fijo con una mano y con la otra tocar. Así consigues detectar la mayor parte de estos cánceres” aconsejaba el urólogo, una exploración que es conveniente realizar “a partir de la pubertad”.

 

Vigilancia activa del cáncer de próstata
Otra de las enfermedades que Movember pone en el foco es el cáncer de próstata, sobre el que “existe la idea de que afecta solo a personas ancianas, pero eso es mentira” desmiente el doctor Martínez, que se muestra rotundo al afirmar que “comienza a una edad temprana y va evolucionando, no para”.

Se trata de una enfermedad que no presenta síntomas, en contra de otra creencia extendida que indica que cuando hay problemas con la orina existe relación. “Esas gotitas, orinar peor, son síntomas de que algo pasa con la próstata, empieza a crecer, pero no siempre va a la par con el cáncer” tranquila el especialista, quien de nuevo incide en el diagnóstico precoz: “Permite aumentar muchísimo las tasas de curación”.

La visita al urólogo en este sentido se recomienda una vez al año “a partir de los 40-45 años, si tenemos algún familiar afectado, un poco antes”. Y para el diagnóstico se destierra otra creencia, la del tacto rectar. “Es algo tan sencillo como una analítica de sangre. Si sale un marcador -el PSA- alto significa que algo pasa con la próstata, no significa que sea cáncer. Si hay alguna duda se hace tacto rectal” explica el médico, que vuelve a la importancia de Movember: “Este movimiento pretende romper el tabú de ir al urólogo. Si tenemos una herramienta para prevenir un cáncer, ¿por qué no la vas a utilizar?”.

Para dar una visión completa, Roberto Martínez continúa la descripción sobre este mal. “Cuando detectamos un cáncer de bajo riesgo usamos una técnica menos agresiva, o hacemos una vigilancia activa. Las mejores tasas de curación son con cirugía, pero hay otras terapias que quizá no son tan agresivas y se usan con frecuencia, siempre se adecúa el tratamiento a la persona”, concluye.

 

Derribar el tabú, y prevenir
Antoñito también planteó al doctor la duda sobre el papel que juega la alimentación y el deporte en la prevención de estos cánceres, y también en la mejora de la salud mental, otro de los temas abordados por este movimiento.

“Está claro que llevar una vida físicamente activa, no fumar, controlar el consumo de alcohol, y no abusar de carnes rojas ni proteínas son cosas que van a ayudar” responde Martínez sobre esos factores protectores que contribuyen no solo a la prevención, sino también a mejorar “la recuperación o las secuelas que pueden quedar”.

“Ejercicio físico y una alimentación sana son dos pilares primordiales de la prevención a cualquier nivel, no solo urológico” sentencia Roberto Martínez, un consejo que vale para todos los grupos de edad independientemente de su sexo.

Por último, Movember -cuyo símbolo es el bigote, que el Real Valladolid ha incorporado en su imagen durante este mes- tiene entre sus objetivos, aparte de recaudar dinero para investigaciones, dar a conocer estas enfermedades y generar diálogo sobre ellas como forma de contribuir a su conocimiento y prevención.

En esa línea se trata de derribar tabúes que, en palabras del doctor, “cada vez son menos, la gente acude más al urólogo”. Y, para concluir la conversación, Antoñito anima a todos a “no tener vergüenza, tenemos que dar ese pasito para hacer revisiones más a menudo”. Que la voz del fútbol no solo sirva para contagiar de pasión sino también para dar vida a todos los aficionados. En sentido literal.

Etiquetas de la noticia:

Fundación Real Valladolid

Movember

Antoñito

‹ Volver al listado noticias