PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

1-1: El Pucela rescata un punto en San Mamés

Óscar Plano dio el empate al Real Valladolid ante el Athletic Club en la última jugada del partido

Sábado, 22 de Diciembre de 2018 - 23:32

Un gol de Óscar Plano en la última jugada del partido dio el empate al Real Valladolid en el Estadio de San Mamés ante un Athletic Club que se había adelantado en el marcador en la última de la primera parte con un gol de Aduriz, de penalti por mano clara de Keko tras un disparo a puerta rojiblanco.

Los goles es lo único que se puede rescatar de un partido flojo de ambos equipos. De hecho, fue el peor partido del Real Valladolid fuera de casa en la presente temporada. Sólo su fe, la fe de siempre, la fe que nunca le hace tirar la toalla juegue donde juegue y contra quien tenga delante, es de lo poco que se salva del encuentro del Real Valladolid en San Mamés.

Claro que el Athletic Club tampoco hizo mucho más. Mientras las fuerzas le aguantaron, apretó al Real Valladolid, especialmente en la primera parte, y no le dejó jugar. El Pucela, comandado por un gran Kiko Olivas, defendió de forma correcta los ataques desordenados de un conjunto bilbaíno que con el paso de la segunda parte fue dando pequeños pasos atrás por la conjunción de la merma en sus fuerzas y el miedo creciente a perder lo que ya tenía. Y el Real Valladolid, con todo perdido menos su fe, lo intentó con el mismo corazón que el Athletic le había puesto antes.

Si el Athletic había ganado dos partidos esta temporada en el descuento, esta vez le tocaba sufrir la cara amarga del fútbol. Y al Real Valladolid disfrutar de la más alegre.

Además, doblemente alegre. Al contrario de lo que se puede pensar, el VAR permite dobles alegrías. Por ejemplo, tras el alegrón del gol de Óscar Plano en el descuento, algunos jugadores del Athletic reclamaron al colegiado fuera de juego del madrileño cuando le cayó el balón muerto para fusilar a Herrerín tras un rechace de Unal a un disparo de Nacho que se iba desviado.

La posición del vasco Dani García, fuera del campo en un lance del juego al tratar de tapar el centro de Antoñito, podía confundir sobre la posición legal o ilegal de Óscar Plano. Pero la realidad es que el gol era perfectamente legal y el colegiado Sánchez Martínez lo concedió para enloquecer definitivamente a la afición blanquivioleta.

Etiquetas de la noticia:

Crónica

Athletic Club

‹ Volver al listado noticias