PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

Real ValladoliDI y Athletic Club protagonizan una fiesta por la inclusión

Espléndido ambiente en los Anexos para acoger el debut del Real ValladoliDI ante su hinchada

Sábado, 23 de Marzo de 2019 - 17:22

Unas cuatrocientas personas disfrutaron en la mañana de este sábado del primer encuentro del Real ValladoliDI en los campos Anexos al estadio José Zorrilla. El equipo vallisoletano de la Liga Genuine disputó un encuentro amistoso ante el Athletic Club Fundazioa y, al margen del 2-1 final para los locales, se respiró una atmósfera espectacular. Fue una fiesta del fútbol por y para la integración, la normalización de la discapacidad, la deportividad, el compañerismo y el esfuerzo solidario. Así, hizo las delicias de los asistentes, entre ellos cerca de cien aficionados vascos que dieron aún más colorido al acontecimiento.

El día se presentaba más que propenso. La temperatura era irrefutablemente agradable y el cielo despejado invitaba a remangarse la camisa y buscar el primer moreno del año ya una hora y media antes del inicio, cuando la expedición visitante llegaba a los Anexos acompañada de sus seguidores, la mascota - un león con caderas de goma -, banderas rojiblancas por doquier y la animación andante en forma de altavoz.

Desfilaron hasta el bar de los Anexos, donde repartían abrazos los jugadores del Real ValladoliDi, entusiasmados con poder saludar a sus adversarios y su séquito. Después, los futbolistas de ambos equipos enfilaron los vestuarios mientras los aficionados despachaban viandas, bailaban la conga o cogían hueco colocando sus banderas en la valla del graderío.

La tribuna del campo de hierba de los Anexos fue completándose a medida que se acercaba la una de la tarde y ya con ambos equipos sobre el verde para efectuar el calentamiento al menos doscientas personas esperaban ya el saque de centro. Tras el mismo, goles, esfuerzo inagotable, jugadas de peligro en las dos áreas, deportividad a raudales, risas y sonrisas…

El resultado final fue de 2-1 para el Real ValladoliDI. Dos a uno porque los blanquivioleta se impusieron en dos de los cuatro tiempos de quince minutos que se disputaron (1-0, 1-0, 0-0 y 0-2), según establece la normativa de la Liga Genuine. Una hora de fútbol durante la que Bombín y Llorente, del Real ValladoliDI, y Kike, por partida doble y para el Athletic Club, anotaron los goles y en la que la afición no paró de vitorear a sus campeones.

Pero cuando más lo hizo fue a la conclusión del partido. Los futbolistas de ambos equipos se abrazaron tras el pitido final e inmediatamente después, todos juntos, devolvieron el cariño mostrado a ambas hinchadas. Primero a una y después a la otra. Todos juntos. Vascos y vallisoletanos agradecieron el detalle y entonaron cánticos a favor de unos y otros, de pucelanos y leones. Indistintamente.

A renglón seguido, los jugadores de los dos equipos se fundieron para una foto de familia previa a la entrega de trofeos a los capitanes. Punto final de un partido que, gracias a Coca-Cola, Telepizza y Mahou, tuvo su tercer tiempo. Plantillas y cuerpos técnicos de Real ValladoliDI y Athletic Club Fundazioa repusieron fuerzas con pizza recién hecha al tiempo que se despedían de sus rivales y amigos, a quienes emplazaban para la próxima estadía de la Liga Genuine.

Etiquetas de la noticia:

Real ValladoliDI

Fundación Real Valladolid

‹ Volver al listado noticias