PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

Real Madrid
2
Real Madrid
Sergio Ramos (p.) 88'
Real Valladolid
0
Real Valladolid
Kiko Olivas (p.p.) 83'
Partido Real Madrid- Real Valladolid
Real Madrid Real Valladolid
  • Tarjeta amarilla: Marco Asensio 45'
  • Sustitución: Isco 56'
  • Sustitución: Lucas Vázquez 71'
  • Sustitución: Vinicius 72'
  • Gol penalti: Sergio Ramos 88'
  • Sustitución: Verde 68'
  • Sustitución: Óscar Plano 75'
  • Gol p.p.: Kiko Olivas 83'
  • Sustitución: Duje Cop 84'

03 de Noviembre de 2018 16:15 horas | Jornada 11 | Estadio Santiago Bernabéu (68.050 espectadores) | Árbitro: Gil Manzano (C.T. Extremeño)

Frustración

La “suerte” apareció en la primera pregunta a Sergio González en la sala de prensa del Estadio Santiago Bernabéu. “Si piensas que un chut que va fuera de banda, da en la espalda al defensa y hacen gol, ha sido la suerte. Pero me quiero quedar con el partido que hemos hecho, un partido muy serio. Futbolistas que llevan poco tiempo en Primera división han demostrado aplomo, presencia y personalidad ante un gran equipo. Ahora mismo estamos encontrando una explicación a qué ha pasado y por qué ha pasado. Ha sido una forma dura de perder”, explicó el entrenador vallisoletano.

“En la primera parte hemos estado un poco más rezagados, pero en la segunda parte hemos tenido 25 minutos en los que hemos estado incluso por encima del Real Madrid. Estoy contento por ello, pero frustrado por el resultado, porque no hemos encontrado la recompensa al enorme partido que hemos hecho en el Bernabéu. Tenemos que seguir hacia adelante. Estoy muy orgulloso del partido de mis futbolistas ante el Real Madrid”, subrayó de nuevo.

"Afrontábamos el partido como un premio para este equipo y con la ilusión de ganar. Estamos dolidos, pero el partido nos tiene que reforzar porque hemos hecho un buen partido”, razonó Sergio.

El míster blanquivioleta fue preguntado por si había visto la posibilidad de ganar este sábado en el Bernabéu. “Ha habido una fase en la que segunda parte en la que hemos dado un pase adelante en ataque y en esa fase veía la opción de poder ganar, pero sabía que si no metíamos, el partido se nos podía hacer muy largo”, respondió.

El gran partido de Toni no pasó desapercibido para la prensa madrileña y Sergio fue preguntado por su cambio en la segunda parte. “Toni ha hecho un partido sensacional. Ha trabajado a destajo y al final le vi exprimido y queríamos gente fresca para mantener el nivel que dieron tanto Toni como Leo Suárez, con la entrada de Verde y Óscar Plano”.

“Nosotros somos un equipo que intentamos competir, tanto en la fase defensiva como ofensiva. No somos un equipo suicida, pero con el balón intentamos jugar bien al fútbol y enlazar pases. La lástima es que esa acción desafortunada nos ha sacado del partido. En campos como el de hoy, además de jugar bien y funcionar, te hace falta un pelín de suerte que hoy nos ha dado la espalda. Creo que nos debíamos haber llevado un puntito de Madrid”, finalizó.

Solari, muy contento
“El Real Valladolid es un equipo muy trabajado, muy compacto, que no regala absolutamente nada y que además se maneja muy bien al contragolpe. No por nada ha ganado cinco de los últimos siete partidos. El trabajo de mis chicos en este partido ha sido encomiable. En momentos delicados y contra equipos difíciles no se puede pretender salir con victorias holgadas, primero hay que trabajarlas, tener paciencia y pelear, como lo han hecho. Estoy muy contento por cómo lo hicieron mis futbolistas”, dijo Solari, en entrenador que reemplazó en el banquillo del Real Madrid a Julen Lopetegui y que tras su debut en el partido copero en Melilla, se presentaba en partido de LaLiga ante los aficionados blancos.

2-0: La suerte se ríe del Pucela en el Bernabéu

El Real Madrid sólo pudo doblegar al Real Valladolid gracias a un gol en propia puerta en el minuto 83

Sábado, 03 de Noviembre de 2018 - 18:54

2-0: La suerte se ríe del Pucela en el Bernabéu

El Real Valladolid regresa de vacío del Santiago Bernabéu tras uno de los mejores partidos que se recuerda a un equipo blanquivioleta en el Estadio de Chamartín. Perdió por 2-0 con dos tantos en la recta final. El primero, que abrió el camino del triunfo blanco, con un gol de Kiko Olivas en propia puerta en una carambola muy desafortunada para el Pucela, cuando el reloj ya marcaba el minuto 83, y el segundo con un penalti de Calero sobre Benzema que transformó Sergio Ramos cinco minutos después, cuando los jugadores de Sergio González todavía se preguntaban qué habían hecho para que la mala suerte se hubiera cebado con ellos.

El recurso a la "mala suerte" es muy viejo en el deporte. Se utiliza más de lo debido. Se desgasta. Pierde su significado para definir un factor que interviene en el juego. Suene simple o no. Por ejemplo, sin ir más lejos, quizá el Espanyol podría haber recurrido a la “mala suerte” para justificar que empates después de encajar un gol de falta en el descuento. Pero lo cierto es que la “mala suerte” fue un golazo de Verde y después de ser consciente de que el rival te ha tenido contra las cuerdas durante los 45 minutos anteriores.

No es el caso de lo que sucedió este sábado en el Bernabéu. El debate a la salida del Santiago Bernabéu es si el Real Valladolid había perdido un punto por un gol en propia puerta de un mal disparo (de Vinícius) que se convierte en diabólico tras estrellarse el balón en el sobaco de un contrario (Kiko Olivas) y salir escupido pegado al palo o si había perdido tres porque hasta el momento de encajar ese primer gol en el minuto 83, debía ir ganando.

El debate es procedente porque el Real Valladolid dispuso de las mejores ocasiones de gol. Antoñito tuvo un “mano a mano” con Courtois que no pudo culminar con un vaselina con la pierna zurda que se fue muy desviado, Unal un cabezazo franco que se fue fuera y, en la segunda parte, primero Rubén Alcaraz y después Toni, con sendos disparos fuera del área, estrellaron sendos obuses en el larguero con el portero del Real Madrid completamente batido.

Y detrás de las ocasiones hubo un juego sólido, trabador, solidario y ambicioso del Real Valladolid. Jugó en el Bernabéu en la misma línea de partidos anteriores. Sin el más mínimo complejo ni reparo.

El Real Madrid, en la balanza de este debate, puso más dominio territorial, más posesión de balón, y alguna ocasión como un disparo cruzado de Benzema que se fue fuera por muy poco u otro trallazo de Casemiro al que respondió Masip. Tuvo más posesión, pero menos oportunidad de gol. Menos cantidad y de menos claridad. Porque el Real Madrid no estuvo fluido y no pudo con el Real Valladolid.

Pero de ninguna manera el Real Valladolid debió irse para casa de vacío y menos de la manera en la que encontró la derrota. No se atisbaba de ninguna manera, pero el Pucela se podía temer un golazo de Modric desde fuera del área, un cabezazo imponente de Sergio Ramos en un córner botado por Kross, una diablura de Benzema en el área pequeña o un conejo sacado de la chistera porque en el campeón de Europa hay mucho jugador de frac. Pero nunca perder de la forma tan cruel que lo hizo.

Con el zurrón vacío y con la cabeza alta después de jugar de tú a tú al Real Madrid en el Bernabéu. Así se fue el Real Valladolid de Chamartín. En otra ocasión, encontrará la suerte que hoy se rió de él.

Etiquetas del partido:

Crónica

Real Madrid