PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

Athletic Club
1
Athletic Club
Adúriz (p.) 45'
Real Valladolid
1
Real Valladolid
Óscar Plano 92'
Partido Athletic Club- Real Valladolid
Athletic Club Real Valladolid
  • Tarjeta amarilla: Capa 24'
  • Gol penalti: Adúriz 45'
  • Sustitución: Córdoba 67'
  • Sustitución: San José 76'
  • Tarjeta amarilla: Raúl Garcìa 78'
  • Sustitución: Guruzeta 85'
  • Tarjeta amarilla: Michel 32'
  • Sustitución: Verde 60'
  • Tarjeta amarilla: Íñigo Martínez 61'
  • Sustitución: Antoñito 74'
  • Sustitución: Borja 75'
  • Gol: Óscar Plano 92'
  • Tarjeta amarilla: Keko 44'

22 de Diciembre de 2018 20:45 horas | Jornada 17 | Estadio San Mamés (42.633 espectadores) | Árbitro: Sánchez Martínez (C.T. Murciano)

Un punto justo y valioso

El técnico del Real Valladolid, Sergio González, atendió a los medios de comunicación en la sala de Prensa del Nuevo San Mamés para valorar el “justo” punto rescatado por el equipo blanquivioleta en el último suspiro del encuentro ante el Athletic Club de Bilbao (1-1). Óscar Plano igualó en el 93 el tanto de penalti en conseguido al filo del descanso por Aritz Aduriz y Sergio González no pudo ocultar la felicidad tras poner con este resultado la guinda a un 2018 de ensueño.

“La primera parte ha sido muy igualada. San Mamés es un escenario imponente y hay jugadores aquí que nunca han jugado en Primera y están dando pasos agigantados. San Mamés aprieta una barbaridad. Por eso, tiene mucho mérito la personalidad con la que ha jugado el equipo, la entereza. Cierto es que en ese momento del gol nos hemos despistado en el saque de banda y después ha venido el penalti. Era demasiado castigo y, a pesar de que es verdad de que no hemos tenido apenas ocasiones, el Athletic tampoco”, comentó el técnico sobre el primer acto del encuentro.

Al respecto del segundo, Sergio González resaltó la “línea estable y fuerte” que el equipo sostuvo, sobre todo en los últimos minutos, en los que el bloque blanquivioleta, tras cambiar su sistema, forzó al Athletic de Bilbao “a que defendiera en su campo”, apuntó, hasta que Óscar Plano consiguiese empatar cuando el pitido final acechaba. “Ha sido mérito nuestro y el gol trajo un resultado justo al trabajo que hemos hecho”, agregó el preparador del conjunto blanquivioleta.

Al final, el duelo se saldó con unas tablas que el Sergio González tildó de “muy valiosas”. “Hubiera sido una efeméride ganar en San Mamés. Intentamos trabajar fortísimo y está demostrado que tenemos fútbol necesario como para ganar en campos importantes. Tenemos que ser conscientes de que estamos jugando contra los mejores equipos de la Liga y que estos jugadores se están dejando la piel. Tenemos 21 puntos antes de lo que pensábamos, pero estamos quemando etapas y no podemos quedarnos ahí. Cada partido es una guerra y tenemos que seguir luchando”, subrayó.

Garitano, contrariado
Por su parte, el entrenador del Athletic Club, Gaizka Garitano, consideró que el empate no era justo. "Nos ha faltado generar ocasiones, aunque creo que hemos hecho lo suficiente para ganar el partido. Lamentablemente nos han empatado en los últimos minutos en una jugada bastante aislada, porque no hemos metido el segundo tanto", dijo el técnico vasco.

1-1: El Pucela rescata un punto en San Mamés

Óscar Plano dio el empate al Real Valladolid ante el Athletic Club en la última jugada del partido

Sábado, 22 de Diciembre de 2018 - 23:32

1-1: El Pucela rescata un punto en San Mamés

Un gol de Óscar Plano en la última jugada del partido dio el empate al Real Valladolid en el Estadio de San Mamés ante un Athletic Club que se había adelantado en el marcador en la última de la primera parte con un gol de Aduriz, de penalti por mano clara de Keko tras un disparo a puerta rojiblanco.

Los goles es lo único que se puede rescatar de un partido flojo de ambos equipos. De hecho, fue el peor partido del Real Valladolid fuera de casa en la presente temporada. Sólo su fe, la fe de siempre, la fe que nunca le hace tirar la toalla juegue donde juegue y contra quien tenga delante, es de lo poco que se salva del encuentro del Real Valladolid en San Mamés.

Claro que el Athletic Club tampoco hizo mucho más. Mientras las fuerzas le aguantaron, apretó al Real Valladolid, especialmente en la primera parte, y no le dejó jugar. El Pucela, comandado por un gran Kiko Olivas, defendió de forma correcta los ataques desordenados de un conjunto bilbaíno que con el paso de la segunda parte fue dando pequeños pasos atrás por la conjunción de la merma en sus fuerzas y el miedo creciente a perder lo que ya tenía. Y el Real Valladolid, con todo perdido menos su fe, lo intentó con el mismo corazón que el Athletic le había puesto antes.

Si el Athletic había ganado dos partidos esta temporada en el descuento, esta vez le tocaba sufrir la cara amarga del fútbol. Y al Real Valladolid disfrutar de la más alegre.

Además, doblemente alegre. Al contrario de lo que se puede pensar, el VAR permite dobles alegrías. Por ejemplo, tras el alegrón del gol de Óscar Plano en el descuento, algunos jugadores del Athletic reclamaron al colegiado fuera de juego del madrileño cuando le cayó el balón muerto para fusilar a Herrerín tras un rechace de Unal a un disparo de Nacho que se iba desviado.

La posición del vasco Dani García, fuera del campo en un lance del juego al tratar de tapar el centro de Antoñito, podía confundir sobre la posición legal o ilegal de Óscar Plano. Pero la realidad es que el gol era perfectamente legal y el colegiado Sánchez Martínez lo concedió para enloquecer definitivamente a la afición blanquivioleta.

Etiquetas del partido:

Crónica

Athletic Club