PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

R.C.D. Espanyol
3
R.C.D. Espanyol
Borja Iglesias 1' - Hermoso 55' - Wu Lei 65'
Real Valladolid
1
Real Valladolid
Alcaraz 17'
Partido R.C.D. Espanyol- Real Valladolid
R.C.D. Espanyol Real Valladolid
  • Gol: Borja Iglesias 1'
  • Sustitución: Lluís 20'
  • Tarjeta amarilla: Darder 52'
  • Gol: Hermoso 55'
  • Sustitución: Granero 59'
  • Gol: Wu Lei 65'
  • Sustitución: Puado 83'
  • Tarjeta amarilla: Borja Iglesias 91'
  • Gol: Alcaraz 17'
  • Penalti fallado: Sergi Guardiola 45'
  • Sustitución: Moyano 48'
  • Tarjeta amarilla: Nacho 66'
  • Sustitución: Stiven Plaza 67'
  • Sustitución: Keko 68'
  • Tarjeta amarilla: Alcaraz 91'

02 de Marzo de 2019 13:00 horas | Jornada 26 | Estadio RCDE Stadium (20.467 espectadores) | Árbitro: Cordero Vega (C.T. Cántabro)

Fallos que hipotecan

El entrenador del Real Valladolid, Sergio González, compareció en la rueda de prensa posterior a la derrota sufrida hoy a manos del Espanyol de Barcelona (3-1) sensiblemente consternado. “No hemos salido bien en los primeros quince minutos. Tenemos que ser conscientes de lo que nos estamos jugando. Hemos podido reaccionar bien e igualar el partido tras generar situaciones claras. El penalti nos hubiera dado la tranquilidad, confianza o ese golpe que necesitábamos”, comentó de primeras.

El preparador del bloque vallisoletano lamentó los errores cometidos por el equipo al comienzo de cada parte. “Nos han hipotecado. No podemos permitirnos el lujo del error en el segundo gol suyo. A ellos les ha dado confianza y a partir de ahí el partido no ha tenido otra línea que la que han marcado ellos”, indicó.

En este sentido, reconoció la preocupación latente por estos fallos y por la negación del equipo en los lanzamientos de penalti. “Tenemos que afinar en todo. Si abandonamos la fortaleza colectiva lo pasaremos mal”, anotó Sergio, quien, a pesar de que declaró que últimamente les “crecen los enanos”, está convencido de que sus jugadores tienen “fuerza para sacar esta situación adelante”. “Este grupo es fuerte y lo ha demostrado. Estoy contento con esa primera parte”, sentenció.

3-1: El Pucela paga caro sus malos inicios

El Pucela cae ante el Espanyol en un partido en el que pudo adelantarse de penalti con el 1-1

Sábado, 02 de Marzo de 2019 - 15:19

 3-1: El Pucela paga caro sus malos inicios

No fue el mejor partido de los pupilos de Sergio González, quienes fueron penalizados al inicio de cada período aunque supieron redimirse tras el tempranero gol de Borja Iglesias al inicio del duelo. Alcaraz empató y Sergi Guardiola pudo haber adelantado a los blanquivioleta al filo del descanso y de penalti, pero Diego López atajó la pena máxima. El mayor empuje local en la reanudación obtuvo su premio con dos goles que sellaron el partido.

La primera parte comenzó completamente enajenada. Así, empezaron las cosas demasiado cuesta arriba para el Real Valladolid tras encajar un gol a los 17 segundos. Melendo, auténtico faro “perico” en este sábado, tiró una pared y filtró un excelso pase a Borja Iglesias, quien batió por alto a Masip cuando no había dado tiempo a que muchos de los asistentes al RCDE Stadium se hubiesen sentado.

Un mazazo que pudo ser mayor si Masip no hubiese atajado con el pie un disparo de Darder en boca de gol segundos después. El Real Valladolid parecía grogui, pero nada más lejos de la realidad pues este gol y su posterior ocasión local despertaron a los de Sergio González, quienes, en el día de hoy, formaban con tres centrales, con Borja incrustándose entre Kiko Olivas y Joaquín.

Presionaban con tesón a la medular blanquiazul y, poco a poco, empezaron a acumular llegadas de cierto peligro en las inmediaciones de Diego López. Primero Nacho, con un chut a bote pronto desde la frontal, y después Sergi Guardiola, tras fajarse de varios defensores dentro del área y disparar blando a las manos de Diego López, pusieron sobre aviso al respetable del RCDE Stadium, que veía como sus hombres abogaban por el robo y la contra vertiginosa con Melendo como prestidigitador del último pase.

Hasta que llegó el tanto de la igualada a los diecisiete minutos de juego. Sergi Guardiola se deshizo de David López (quien se lesionó tras el regate del jugador blanquivioleta) y cedió atrás, al balcón del área, donde se hallaba Rubén Alcaraz. El medio centro pisó el esférico y colocó el balón, con el exterior y maestría, donde Diego López no podía llegar para devolver las tablas al electrónico.

Un tanto que apaciguó la efusividad visitante y dio paso a una fase de juego tremendamente intenso, con ambos conjuntos peleando cada balón como si fuese el último, aunque era el Espanyol de Barcelona el que acumulaba posesiones más distendidas. Sin embargo, el Real Valladolid fue el que tuvo mejores ocasiones para ponerse por delante antes del tiempo de asueto.

Primero Kiko Olivas cabeceó alto una falta lateral botada por Alcaraz y cuando atrás suya tenía a Enes Unal con la caña preparada. Susto menor para la hinchada local comparado con el penalti pitado a Sergi Guardiola que, al filo del descanso, Diego López desvió con una parada majestuosa a la derecha del ariete blanquivioleta, quien lanzó la pena máxima fuerte y ajustada. Ocasión desperdiciada con la que se llegó al descanso.

Otro inicio con desajustes
La segunda parte también comenzó eléctrica y con el Espanyol asfixiando la salida de balón de un Real Valladolid que parecía acusar el directo al mentón que supuso no adelantarse con el penalti errado por Guardiola. Así, Sergio Darder disparó ligeramente desviado instantes antes de que Borja se lesionase y le sustituyese Javi Moyano.

El Real Valladolid apenas podía desquitarse de la intensidad y verticalidad local para acaparar la posesión y arrimarse a áreas de peligro. De este modo, el conjunto barcelonés empezó a contar ocasiones para adelantarse de nuevo, algo que lograría tras un desajuste defensivo en una falta botada desde la derecha que dejó a Mario Hermoso solo en el segundo palo a los diez minutos de que se decretase el inicio de la segunda mitad. Embolsó el esférico y batió a Masip por el palo corto.

Escasos minutos más tarde llegó la puntilla. El futbolista chino Wu Lei recogió un buen pase al hueco de Darder y, con disparo raso, venció el duelo con el cancerbero blanquivioleta para poner un 3-1 que, a la postre, sería definitivo. Sergio González movió ficha, cambió a defensa de cuatro al introducir a Keko y Stiven Plaza, pero el Espanyol estaba bien posicionado y, con la entrada de Granero, le puso la pausa necesaria para dormir el partido.

No pudo el Real Valladolid inquietar en demasía a Diego López en la última media hora salvo con un disparo de Óscar Plano y, finalmente, acabó sucumbiendo por tres tantos a uno. Una derrota que le mantiene con 26 puntos en la tabla clasificatoria. 

El próximo compromiso liguero será en casa ante el Real Madrid el próximo domingo 10 de marzo ante el Real Madrid y a las 20,45 horas.

Etiquetas del partido:

R.C.D. Espanyol

Crónica