PÁGINA OFICIAL DEL REAL VALLADOLID

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, si continua navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Leer política de cookies

Atlético de Madrid
1
Atlético de Madrid
Joaquín (p.p.) 65'
Real Valladolid
0
Real Valladolid
Partido Atlético de Madrid- Real Valladolid
Atlético de Madrid Real Valladolid
  • Tarjeta amarilla: Godin 5'
  • Tarjeta amarilla: Thomas 38'
  • Sustitución: Rodrigo 46'
  • Sustitución: Correa 56'
  • Gol p.p.: Joaquín 65'
  • Sustitución: Vitolo 69'
  • Tarjeta amarilla: Correa 91'
  • Tarjeta amarilla: Moyano 1'
  • Tarjeta amarilla: Alcaraz 35'
  • Sustitución: Toni 62'
  • Sustitución: Antoñito 69'
  • Sustitución: Miguel 78'

27 de Abril de 2019 16:15 horas | Jornada 35 | Estadio Wanda Metropolitano (22.151 espectadores) | Árbitro: Melero López (C.T. Andaluz)

Lo vamos a conseguir

Sergio González templó su ánimo para ponerse frente a los micrófonos en la sala de prensa del Wanda Metropolitano tras la derrota 1-0 del Real Valladolid en Madrid.

El entrenador puso en valor el trabajo de su equipo, de unos futbolistas "comprometidos, que no se rinden" y capaz de levantarse las veces que sean necesarias ante los golpes que sufre. "A pesar de todo, estoy convencido de que nos vamos a salvar. Nos quedan tres finales" fue rotundo el técnico, que afirma que aunque esta derrota "no nos de nada, porque la palmadita en la espalda está guay pero lo que nos valen son los puntos", son las caras de los jugadores las que le hacen ser optimista: "Ver como compiten, como trabajan, su compromiso... todo eso nos tiene que hacer creer".

Gran parte de la rueda de prensa giró en torno a la decisión del colegiado de no sancionar como penalti una mano dentro del área del Atlético. "El árbitro nos dice que ve la mano clara, pero que no la considera punible ya que interpreta que su posición no es antinatural" ha explicado Sergio González, quien no ha querido entrar en más polémica, pero sí ha apuntado: "El protocolo se va modificando según arbitran al Real Valladolid".

Sin embargo en lo que se ha centrado el técnico es en la actuación de los suyos. "Hemos estado fuertes, hemos jugado por dentro, por fuera, demostrado que tenemos fútbol en un campo tan difícil. El pensamiento negativo no nos ayuda, hay que preparar la final del domingo" subrayó, y opinó que "en condiciones normales deberíamos estar salvados por el fútbol que hemos hecho".

Para concluir, Sergio González mandó un mensaje claro: "Que nadie piense que vamos a decaer. El equipo se levanta , estamos en una versión muy buena, en una buena ola, y ojalá no nos baje de ella".

1-0: La crueldad mira a los ojos al Pucela

Un gol en propia puerta decanta un partido en el que el Real Valladolid aguantó primero, y mereció el empate después

Sábado, 27 de Abril de 2019 - 18:22

1-0: La crueldad mira a los ojos al Pucela

Derrota cruel en el Wanda Metropolitano. El Real Valladolid demostró una solidez defensiva de mucho nivel y mantuvo su portería a cero cuando más apretó el Atlético. En la segunda parte, con más presencia ofensiva visitante, un gol en propia puerta condenó a los de Sergio González que aún así dispusieron de varias ocasiones en el área rival, incluso con polémica, para empatar.

El Pucela salió al Wanda convencido de puntuar. Consciente de la dificultad de sumar en un campo del que tan solo se habían escapado siete de 54 puntos, el mantenerse con vida en el encuentro pasaba por una defensa sólida y segura. Y así fue durante toda la primera mitad en la cual el empuje del Atlético se encontró con una solvencia de nivel por parte de los blanquivioletas.

De hecho, el primer aviso del partido fue del Real Valladolid. Un disparo envenenado de Sergi Guardiola desde fuera del área se encontró, en el minuto 8, la respuesta magnífica de Oblak. Los madrileños acumulaban hombres en torno al área pucelana y probó fortuna con un disparo de Griezmann en el 14 que se fue fuera. 

El equipo local apretaba con el paso de los minutos pero los de Sergio González no se pusieron nerviosos. Masip salvó un disparo de falta del delantero francés en el 20’, y el entramado defensivo visitante se encargaba de alejar el peligro en cada falta o córner botados por el Atleti. Con la velocidad de Waldo por la izquierda, y el incansable trabajo de Ünal y Guardiola, el Real Valladolid logró quitarse la presión en torno al minuto 30, y se acercó de nuevo a la portería rival, aunque sin éxito.

Antes del descanso los rojiblancos continuaron con su mando pero sin llegadas claras al área rival gracias a la consistencia de 11 jugadores comprometidos y concentrados en tareas defensivas, con líneas juntas y sin errores. Así se llegó al intermedio con 0-0.

 

Cruel condena
En la segunda mitad el partido estuvo mucho más abierto y el Real Valladolid dio un paso al frente, engrandecido ante un rival que no lograba hacer daño y que con el paso de los minutos llegaba con menos presencia al área pucelana.

Calero dentro del área se hizo imperial y evitó en dos ocasiones el gol local, primero bien situado para mandar a córner un centro y segundo robando el balón de la bota de Griezmann, dentro del área. Respondió Ünal desde el pico del área con un disparo que no encontró portería.

El empate parecía ser el resultado justo para el partido. Pero entonces el infortunio total se cernió sobre el Real Valladolid, presa de una crueldad inmerecida, en el minuto 66. En un centro desde el lateral Joaquín, de cabeza, se lanzó a despejar con la mala suerte de enviar el balón al fondo de sus mallas. 

El golpe, uno más, no achantó a los jugadores vallisoletanos que lograron cambiar las tornas. Ahora era el Atlético el que defendía y el Pucela el que atacaba, cada vez más volcado en la búsqueda del gol. Oblak tuvo que hacer un paradón para privar a Plano del empate, y en el minuto 88 tuvo lugar la otra jugada que marcó el encuentro. Una falta botada por Míchel y rematada por Calero fue desviada por Arias, dentro del área, con el brazo. Tras la revisión en el VAR el colegiado no consideró que la acción fuese merecedora de penalti.

En el descuento el Real Valladolid disfrutó de dos ocasiones más. La primera con un disparo de Miguel dentro del área que solventó el portero local. Y después con un remate de cabeza de Calero, también tras falta, que impactó en la cruceta de la escuadra y se fue fuera. Ahí moría el partido y las opciones de puntuar en un campo casi inexpugnable se esfumaron.

El Pucela se mantiene con 35 puntos tras la jornada 35, y queda a espensas de los resultados de esta jornada para saber en qué posición duerme. El próximo domingo, a las 18,30 horas, Zorrilla vivirá otra final con la visita del Athletic Club.

Etiquetas del partido:

Atlético de Madrid

Crónica