NOTICIAS

Escalar etapas hasta alcanzar el gran sueño

Garri se muestra orgulloso por representar al Real Valladolid con España sub17 y espera seguir creciendo para debutar con el primer equipo en Zorrilla

09/05/2022 12:00

Iván Garriel Muñoz (Íscar, Valladolid; 03-04-2005) acaba de cumplir 17 años, aunque no lo parezca en muchos sentidos. Uno de ellos es el futbolístico, en el que viene destacando en la cantera del Real Valladolid desde el lateral izquierdo. Un desempeño del blanquivioleta de corazón que ya fue premiado la temporada pasada con la primera convocatoria con las categorías inferiores de la selección española y que este curso, en el que ha entrenado a las órdenes de Pacheta, le ha permitido seguir creciendo hasta acariciar un importante objetivo: jugar un Europeo.

En este año, desde la primera llamada de España sub17, Garri tuvo que esperar hasta octubre de 2021, cuando finalmente pudo acudir a una concentración, para vestir la roja. “La del debut fue la más especial de todas, la sensación fue increíble. Desde pequeño siempre acabas soñando con poder jugar con la selección de tu país. Espero poder hacerlo con la absoluta, pero ya hacerlo a estas alturas me deja muy contento. A ver si se puede seguir repitiendo”, comenta con ilusión.

Porque la cara de este joven iscariense refleja la ilusión que todo canterano blanquivioleta persigue cada semana en los Anexos. Y es que se encuentra a las puertas de disputar el Europeo sub17 que tendrá lugar en Israel del 16 de mayo al 1 de junio y para el que se encuentra en la prelista ofrecida por Julen Guerrero, quien deberá realizar un descarte. De hecho, desde este lunes permanece concentrado en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde el combinado nacional se ejercitará antes de viajar el sábado: “Todas las convocatorias acaban siendo especiales. Pero cuando ya es para llegar a una competición como la Eurocopa, después de todo el trabajo que llevamos haciendo desde agosto, es una sensación muy especial y la afronto todavía con más ilusión que el resto”.

Con las ideas claras, como dentro del campo, Garri reconoce que “nunca” se había “planteado” defender la camiseta de la selección, aunque admite que “siempre” se sueña con ello. “Cuando el año pasado, a final de temporada, me dijeron que estaba en una prelista ya lo empiezas a ver de otra manera. Antes, en alevín, infantil, lo veía muy lejos”, señala.

Además, explica que las concentraciones con España le han ayudado a evolucionar a lo largo de esta campaña: “Lo he notado mucho en la adaptación rápida de estar en un equipo u otro. Te acabas encontrando con mucha más confianza y en poder hacer otro tipo de cosas que antes no hacías siempre”. Unas claves que ha demostrado en los Anexos con el Juvenil A, con quien venció (2-1) en la mañana del domingo al CD Leganés en un partido en el que dejó varias jugadas con su firma, llegando a línea de fondo por la banda izquierda y buscando a un compañero en el área.

Como uno de los fijos en las convocatorias de la selección sub17, el lateral blanquivioleta, que espera estar en la cita de Israel, confía en las posibilidades del combinado. “Venimos demostrando que somos una selección muy fuerte y un grupo muy unido. No tengo la menor duda de que podemos llegar lo más lejos posible y salir campeones de Europa. Vamos a por ello. Tenemos el objetivo claro”, expresa.

En Zorrilla, con su gente
Lamentablemente, esta llamada no la comparte con Jorge Iglesias ‘Koke’, otro blanquivioleta de corazón, su gran amigo desde que prácticamente dieron las primeras patadas al balón y con el que logró el billete al Europeo. “Es una pena que no haya podido estar en esta convocatoria, pero ojalá hubiera podido venir. Koke es casi como uno más de mi familia. Llevo con él desde benjamines cuando coincidimos en el equipo de mi pueblo, el CD Íscar, y siempre hemos estado juntos en todos los equipos del Real Valladolid. Poder hacer todo este camino con él es muy especial. Cuando juego con él noto mucha confianza. Casi sin hablar en el campo nos entendemos muy bien”, cuenta.

Y es que para un iscariense y vallisoletano como Garri supone “un orgullo y una satisfacción enorme” lo que está logrando. “No ha habido muchos de mi pueblo que hayan podido jugar con la selección española”, apunta. Una meta que no le levanta los pies del suelo, ya que sabe de la importancia de ir paso a paso hasta alcanzar su gran sueño: “Mi objetivo, de momento, es seguir escalando etapas como hasta ahora y en un futuro poder debutar con el primer equipo en Zorrilla, con nuestra gente”.

 Garri

Se habla de: Garri, Selecciones