NOTICIAS

Herve Kabasele, un ‘cinco’ poderoso para el UEMC RVB

El pívot es internacional con la República Democrática del Congo y ha pasado por la G-League, la liga de desarrollo de la NBA, y acumula cinco temporadas en la LEB Oro

14/07/2022 10:33

Herve Kabasele, un ‘cinco’ poderoso y conocedor de la categoría, es el nuevo jugador del UEMC Real Valladolid Baloncesto y sexta pieza para la temporada 2022/2023. El pívot, internacional con la República Democrática del Congo, ha pasado por la liga de desarrollo de la NBA y acumula cinco temporadas rindiendo a un gran nivel en la LEB Oro.

El jugador congoleño, de ese modo, es el segundo nuevo fichaje del verano después de la incorporación de Alejandro Mazaira, también una pieza para el juego interior. Herve Kabasele, asimismo, juega en el puesto de pívot y tiene unas condiciones atléticas importantes que le permiten imponerse en la pintura por su potencia y físico. Capaz de jugar por encima del aro, el ‘cinco’ africano aporta en defensa con su intimidación y habilidad para taponar y condicionar los tiros del rival, además de hacer daño en ataque jugando cerca de la canasta, de espaldas y con su tiro de media distancia.

Herve Kabasele Kasonga (Mbuji-Mayi, República Democrática del Congo; 24 de octubre de 1996) nació y se crio en su país natal, formándose de inicio en New Generation de Kinshasa entre 2012 y 2015. Su primera experiencia en el extranjero llegó a continuación, cuando se estrenó en la liga tunecina con Etoile Sportive Goulettoise. Un año después, no obstante, regresó su equipo originario, donde brilló obtuvo el premio a mejor defensor de la temporada.

Asimismo, sus primeros pasos también llegaron a nivel internacional y sus buenas actuaciones en el Afrobasket 2017 llamaron la atención del Club Baloncesto Breogán de Lugo, conjunto que lo fichó y en el que jugó un curso para ser cedido a continuación. El Real Canoe Natación Club Baloncesto Masculino de LEB Oro fue su destino y en el histórico Pez Volador militó durante dos temporadas, firmando en la primera 11.9 créditos de valoración de media con 8.1 puntos, 6.6 rebotes, de los cuales 2.87 fueron en ataque (la segunda mejor marca de la temporada en la categoría), y 1.6 tapones, cifra que le erigía como tercer mejor taponador. Herve Kabasele, a las primeras de cambio, dejó su impronta en la división de plata del baloncesto español.

Después de brillar en España, en enero de 2020 dio el salto a la liga de desarrollo de la NBA, la G-League, fichando por los Erie Bayhawks, equipo filial de los New Orleans Pelicans. En Pensilvania, el ‘cinco’ africano entrenó y disputó seis partidos, pero la pandemia del Covid-19 finalizó la temporada de manera prematura.

Herve Kabasele partió de Estados Unidos y aterrizó en España de nuevo, en las filas del Oviedo Club Baloncesto, cedido por el Club Baloncesto Breogán de Lugo. En Pumarín, bajo las órdenes de Natxo Lezkano, el interior africano ha desplegado su mejor versión y en el curso más reciente ha promediado 7.8 puntos (56.2% de acierto en tiros de campo), 5.6 rebotes, 0.4 asistencias, 0.8 tapones y 10.9 créditos de valoración. En los playoffs de ascenso, por si fuera poco, dichas medias ascendieron hasta los 10.3 tantos y 14 de eficiencia, unos guarismos que lo convierten en toda una referencia de la categoría. En la LEB Oro, asimismo, acumula 87 encuentros oficiales.

A nivel internacional, por si fuera poco, Herve Kabasele es un habitual con la República Democrática del Congo y ha disputado un total de 17 partidos repartidos entre el Afrobasket y rondas clasificatorias para dicho certamen y para la Copa del Mundo. De hecho, en la edición de 2017 del campeonato africano, el nuevo jugador blanquivioleta brilló con medias de 14.8 puntos, 6.5 rebotes y 18.8 de valoración compitiendo con la élite del continente.

En definitiva, Herve Kabasele es un pívot poderoso, atlético y que ya es todo un clásico en la LEB Oro y cuya incorporación supone la segunda cara nueva del UEMC Real Valladolid Baloncesto y la sexta pieza para la temporada 2022/2023.

Parte de la familia
El nuevo jugador del UEMC Real Valladolid Baloncesto, en sus primeras palabras tras cerrar su compromiso con el Club, ha mostrado la felicidad que supone dar este paso. “Estoy contento de ser parte de esta familia, de la familia del Real Valladolid Baloncesto. Esperamos que esta temporada sea muy bonita para disfrutarla”.

La llegada de Herve Kabasele, asimismo, aporta una serie de características muy provechosas, tal y como analiza Pepe Catalina. “En la valoración del fichaje de Álex Mazaira comentábamos que este año el objetivo de la planificación deportiva era el de contar con cinco jugadores interiores: tres más versátiles capaces de jugar por dentro y por fuera y dos más interiores. Dentro de este grupo de dos, uno tendría que ser más atlético, con un buen físico, intimidador en defensa, buen reboteador, con capacidad para taponar, que corriera bien el campo y en ataque capaz de hacer buenas continuaciones, contundente en finalizaciones jugando por encima del aro y aportando esas dosis de espectacularidad que tienen este tipo de jugadores. Herve Kabasele cumple con todos estos requisitos y hay que añadirle que tiene ya una experiencia previa en la competición, algo siempre a tener en cuenta, y que está en progresión continua, la cual esperamos que siga creciendo aquí, en el UEMC Real Valladolid Baloncesto”.

Asimismo, Paco García continuó en la línea del director deportivo blanquivioleta y valoró la incorporación del africano Herve Kabasele. “Su contratación obedece a la aspiración que tenemos de mejorar el equipo a nivel del juego interior, a nivel físico. Con su llegada y a la espera de la última contratación en el juego interior, contando ya con Sergio, Jordy, Mazaira y el propio Kabasele, todavía queda por incorporar un jugador interior. Kabasele es, sobre todo, un físico al servicio del equipo, con unas excelentes prestaciones cerca de canasta, muy buenos porcentajes cerca del aro, mates, bandejas, buenos movimientos cercanos a canasta. Atrás, defensivamente, tiene una capacidad de intimidación grande y puede ser un excelente completo a ese jugador que todavía falta por llegar. Intentamos completar una pareja de ‘cincos’ lo más solvente y fiable posible”.