Icono chat Chat
Skip to main content

Desde Escocia con pasión

Martin Devlin, aficionado escocés del Real Valladolid, conoció Zorrilla en un día inolvidable para él y para toda la hinchada blanquivioleta

Verano de 2010. El Real Valladolid realiza en Escocia, concretamente en Dunblane, la tradicional concentración de pretemporada. El equipo, recién descendido a la categoría de plata, disputó en tierras escocesas varios encuentros amistosos, entre ellos uno ante el Inverness Caledonian. Un partido que supuso un largo desplazamiento en autocar, que no fue brillante y que se saldó con empate sin goles. Podría decirse que lo más llamativo de aquella fría tarde de agosto fue el hecho de comprobar que un aficionado local animaba al Pucela.

Aquel chico se llamaba Martin y, desde entonces, se convirtió en un acérrimo seguidor del Real Valladolid, tal y como demostraba continuamente en sus redes sociales. Este sábado, casi ocho años después, cumplía su sueño de conocer Zorrilla. En los prolegómenos del encuentro, incluso, pisó el césped y después de dejó la voz para llevar en volandas a los suyos hacia la victoria y hacia la consecuente clasificación para el playoff.

Martin, al igual que sus compañeros de grada, se marchó feliz y con el doble deseo de regresar cuanto antes a Zorrilla y de que el Pucela logre el ansiado ascenso a Primera. En Escocia también quieren más.