Icono chat Chat
Skip to main content

0-1: El Pucela se agranda en La Romareda

El equipo blanquivioleta, que falló un penalti en la segunda mitad, cuajó un partido muy serio y ahogó al Real Zaragoza

El Real Valladolid sumó algo más que tres puntos en su debut en la Liga. Ganó al Real Zaragoza (0-1, con gol de Óscar en el minuto 45) y cuajó uno de esos partidos serios que dan confianza al equipo y a todos y cada uno de los futbolistas que lo integran.

La primera victoria blanquivioleta se fraguó en todas las parcelas del campo. Salvo en el primer cuarto de hora, en el que el Real Zaragoza salió con fuerza y creó problemas a la zaga y a Jaime, el Real Valladolid tuvo el partido bajo control y supo leer cada fase del juego para imponerse a un rival.

El Real Zaragoza lo intentó en un primer momento mediante juego directo sobre Postiga, un delantero centro espigado y que juega bien de espalda a la portería, pero Jesús Rueda y Valiente no se arrugaron y secaron al portugués, la referencia maña en el ataque. En el juego combinativo, el Real Zaragoza se mostró espeso ante el intenso despliegue físico blanquivioleta y no tuvo recursos para crear peligro ante Jaime.

Pero para ganar en La Romareda el Real Valladolid también tuvo que estar notable con el balón. Tras ese primer cuarto de hora de arranque fuerte del Real Zaragoza, el Pucela se hizo con el centro del campo y encontró la forma de hacer daño al equipo maño, sobre todo por la banda derecha, con un Rukavina que se mostró rápido y profundo en la banda derecha. Dos llegadas y dos centros del serbio fueron el primer aviso serio para Roberto, con remates de Óscar y Javi Guerra que estuvieron a punto de encontrar la red.

Sin embargo, el Real Valladolid abrió la lata por la izquierda. En los dos últimos minutos antes del descanso, primero Ebert, muy escorado, disparó desviado ante Roberto con la zurda, pero después una triangulación fantástica entre Óscar y Omar, con apertura del charro, centro del canario al primer toque y remate de Óscar a bocajarro y en carrera desde el borde del área pequeña, se convirtió en el tanto del partido.

Penalti fallado
En la segunda mitad, el Real Zaragoza quiso lanzarse en tromba a por el empate. Amenazó con un cabezazo de Postiga que Jaime atajó justo a la base del poste, pero los hombres de Manolo Jiménez no pudieron imponerse. Durante muchas fases del encuentro el Real Valladolid dejó hacer al Real Zaragoza, pero sistemáticamente los ataques maños morían en la frontal del área blanquivioleta sin sensación de peligro.

En esta segunda mitad, el Real Valladolid se acomodó ante el control del partido y no consiguió salir al contraataque, pero en una de sus salidas encontró una falta que se convirtió en penalti. Ebert ejecutó el libre directo, Apoño cortó la trayectoria del esférizo con el brazo y Hernández Hernández apreció que estaba dentro del área y señaló la pena máxima.

Si Víctor Pérez hubiera acertado a marcar el segundo tanto en el minuto 67 -el disparo se fue al palo-, el partido se habría allanado mucho más, pero el Pucela tuvo que seguir dando pedaleando. Pero tampoco el Real Zaragoza tuvo capacidad de reacción, ni consiguió que el Real Valladolid perdiera el sitio y el temple. Suficiente para ganar. Con el sufrimiento justo y lógico que supone aguantar una ventaja mínima en campo contrario en su debut en Primera división y con el miedo de que un gol final del Zaragoza echara por tierra un gran trabajo, el Real Valladolid, a base de trabajo, sacrificio, orden, criterio y buenas decisiones, consiguió una victoria merecida.

Más información sobre este partido, aquí.

Fotografías (Marcamedia). En Portada: Óscar celebra el gol. Arriba: Momento del gol blanquivioleta, con el remate de Óscar que Roberto, aunque tocó el balón, no consiguió abortar.
Galería fotográfica en 
Facebook/RealValladolid.

45654565i__interior_tinogil.jpg
Fotografía (Tino Gil): Los jugadores del Real Valladolid celebran el triunfo sobre el terreno de juego de La Romareda al final del partido.