Icono chat Chat
Skip to main content

1-3: El Pucela vuelve a casa con los deberes hechos

El Real Valladolid firmó un buen partido en Oporto ante el Boavista y cerró una nueva victoria a pesar de jugar toda la segunda parte con 10 jugadores por lesión de Marc Valiente

El Real Valladolid puso el punto final a su gira por tierras gallegas y lusas con un pleno de victorias. Este martes, en el precioso estadio Do Bessa de Oporto, logró un nuevo triunfo por 1-3 ante el Boavista C.F., que se presentaba ante su afición, con dos goles de Aquino en la primera parte. Antes del descanso acortó distancias el conjunto luso en su única llegada con peligro (forzó un córner que remató Leo en un desajuste defensivo), pero en la segunda mitad, a pesar de jugar con 10 futbolistas por la lesión de Valiente en el minuto 47, no solo consiguió aguantar el marcador, sino que amplió la diferencia por medio de Nauzet en la recta final.

El partido tuvo dos partes claramente diferencias. En la primera mitad, el once inicial de Djukic rayó a gran altura y superó ampliamente a su rival, que se vio incapaz de parar el juego ofensivo de los blanquivioleta, que se adaptaron bien al césped artificial del estadio luso.

El torrente ofensivo del Real Valladolid le permitió ponerse con dos goles de ventaja, ambos firmados por Dani Aquino. El primero, de bella factura, en el minuto 9, al colocar una vaselina perfecta ante la salida del portero Marco. El segundo, en el minuto 27, tras aprovechar un fallo de la zaga local tras un centro de Peña. Los centrales no acertaron a despejar y si en el primer tanto Aquino dibujó un gran tanto, en el segundo ejerció de delantero oportunista para empujar el tanto.

El recital del Pucela en estos primeros minutos solo encontró una respuesta en el Boavista, al forzar un contraataque que Jaime despejó a córner y en cuyo lanzamiento se originó un desajuste defensivo que permitió al defensa portugués Leo acortar distancias. No mereció el tanto el Boavista, pero marcó y se fue al descanso maquillando un resultado que no reflejaba la diferencia que hubo entre los de Valladolid y los de Oporto sobre el terreno de juego.

38103810i__once_boavista.JPG
Once inicial del Real Valladoild ante el Boavista: Jesús Rueda, Jaime (portero), Aquino, Álvaro Rubio, Jorge Alonso, Peña, Óscar, Baraja, Sisi, Tekio y Marquitos. En la segunda parte jugaron Salcedo; Felipe, Nafti, Jordi, Balenziaga; Razak; Nauzet, Víctor Pérez, Jofre; y Javi Guerra, ya que Valiente se retiró lesionado en el minuto 47.

En la segunda mitad, el partido dio un giro inesperado, en gran parte por la lesión de Marc Valiente, que se torció un tobillo tras una entrada y tuvo que abandonar el campo cojeando. Djukic, que sacó tras el descanso a un once diferente para afrontar el segundo acto, no reemplazó al central catalán, recomponiendo el equipo con Nafti en el eje de la zaga como pareja del joven Jordi, dejando todo el medio centro para el ganhés Razak, que tuvo que multiplicarse en el trabajo abarcando mucho campo.

La lesión de Valiente no fue casualidad. El partido se endureció y las interrupciones se sucedieron hasta frenar el ritmo del juego. El Boavista encontró en el juego duro la forma de frenar al Real Valladolid, que se limitó a nadar y a guardar su integridad física.

Pese a la inferioridad numérica, el Boavista no creó gran peligro ante la portería de Salcedo y el Real Valladolid, que demostró solvencia defensiva a pesar de todos los pesares, dio el golpe de gracia a su rival en la recta final. Jofre encontró un espacio detrás de la zaga lusa, metió un pase medido a Nauzet, que dribló al portero y marcó a puerta vacía el 1-3.

En definitiva, el Real Valladolid cerró su minigira de partidos dentro de su stage de pretemporada en Mondariz (Pontevedra) con una nota alta y buenas sensaciones en su fútbol. Los deberes están hechos.

La próxima cita veraniega del Real Valladolid tendrá lugar en El Plantío de Burgos, este jueves 11 de agosto, a partir de las 20,30 horas. Su rival, el Athletic Club de Bilbao.

Más información sobre este partido, aquí.

Fotografía de portada: los jugadores vallisoletanos celebran el segundo gol de Dani Aquino. Arriba: Óscar conduce el cuero.