Icono chat Chat
Skip to main content

La hora de la verdad

La Liga entra en el último tercio de la competición, con cinco partidos en Zorrilla y siete fuera de casa

La competición en la Primera división del fútbol español entra este fin de semana en su último tercio. Tan sólo faltan 12 partidos para que finalice la Liga. Llega, por lo tanto, la hora de la verdad. El momento en el que todos los equipos aprietan los dientes hasta conseguir su objetivo. El tramo decisivo, el de las finales y los partidos trascendentales y vitales. La recta final en la que se ganan los títulos y en el que se certifican los descensos.

A este sprint el Real Valladolid llega bien colocado. De hecho, del pelotón de 11 equipos implicados en la lucha por evitar el descenso, sólo el Getafe y el Betis están un punto por encima del Real Valladolid. Y por debajo están Osasuna, Athletic y Deportivo, con un punto menos; Zaragoza y Recreativo, con dos menos; Real Murcia, con 8 menos; y Levante, con 12 menos.

Pero para lanzar el sprint lo primero es definir con claridad cuál es la meta. ¿Cuántos puntos hay que sumar para no bajar? Los especialistas cifran la salvación en 42 puntos. Especialistas en fútbol, claro, porque los especialistas en matemáticas esbozarían una sonrisa irónica ante semejante falta de rigor científico.

¿Por qué en el mundo pelotero la meta está en los 42 puntos? Porque desde la Liga 97/98 -con tres puntos por victoria y 20 equipos- con 42 puntos nadie ha bajado nunca... salvo el Betis, que descendió en la Liga 99/00 con esa cifra, aunque llegó a la última jornada, en la que ganó, ya descendido matemáticamente.

La meta de los 43 puntos
Más realista, por lo tanto, debería ser marcarse la cifra de 43 puntos como la meta salvadora. Ningún equipo con más de 42 puntos ha descendido a Segunda división. Por supuesto que también hay quien apuesta que con tantos equipos metidos en la lucha y dado que el antepenúltimo clasificado tiene ahora 29 puntos, es posible que con llegar a los 43 no fuera suficiente. La hipótesis parece poco probable, pero es posible.

527i_113zorrilla.JPG
Fotografía (César Minguela): El Real Valladolid jugará cinco partidos en Zorrilla.

Un factor podría jugar en contra del Real Valladolid en los 12 partidos que restan para finalizar la Liga. De los 11 equipos implicados en la zona de descenso, sólo el equipo blanquivioleta y el Levante disputarán 5 en casa y 7 fuera. Sólo el Mallorca y el Real Murcia tienen 7 en casa y 5 fuera, y los siete equipos restantes, 6 y 6. Claro que, visto que los vallisoletanos han sumado 18 puntos en casa (en 14 partidos) y 13 puntos fuera (en 12 partidos), tampoco es un dato que deba preocupar en exceso.

Con una clasificación tan apretada, los golaverages también pueden jugar un papel importante. En esa faceta el Real Valladolid está ahora en malparado, puesto que lo tiene perdido con el Mallorca, Deportivo y Real Murcia. Pero goza de ventaja momentánea ante el Getafe, Zaragoza, Recreativo y Levante y parte en igualdad de condiciones con el Betis y Osasuna. Sólo arranca detrás del Athletic, con el que perdió en la primera vuelta en Zorrilla (1-2).

Estado de forma
En cuanto al estado de forma en el que están los equipos implicados en la lucha por evitar el descenso y tomando para ello la referencia de sus resultados en la segunda vuelta de la competición, el Real Valladolid, a pesar de haber sumado dos puntos más que en el mismo número de partidos de la primera vuelta (7 por 5), ocupa plaza de descenso, con los mismos puntos que el Zaragoza y el Atlético de Madrid.

527i_112presion.JPG 
Fotografía (Gonzalo Martín): la presión, el sello del fútbol blanquivioleta.

Sólo por debajo del Pucela están el Espanyol (6 puntos en los siete partidos de la segunda vuelta) y el Real Murcia (1 punto en la segunda mitad de la Liga). De menos a más van el Deportivo (13 puntos), Getafe (12 puntos), Betis (11 puntos), Levante (11 puntos), mientras que Osasuna, Mallorca y Recreativo, con 10, 9 y 8 puntos sumados, están ligeramente por encima de la línea blanquivioleta.

Más allá de los puntos, la clave de que el Real Valladolid no caiga en una dinámica negativa será la recuperación de sus señas de identidad como equipo, fundamentadas en el orden táctico, la presión constante sobre el contrario para robar el balón, la fortaleza mental y la solidaridad en el trabajo colectivo, la velocidad y la verticalidad a la hora del ataque, y, finalmente, la comunión entre técnicos, futbolistas y la grada.

Fotografía de portada (Gonzalo Martín): Mendilibar mira su cronómetro en el partido frente al R.C.D. Espanyol.

Fotografía superior (Fenicia): los jugadores saltan al césped para enfrentarse al Real Madrid en Zorrilla.