Icono chat Chat
Skip to main content

Preparados también para los malos momentos

Sastre asume la condición de favoritos con naturalidad y subraya que el vestuario se mantendrá unido cuando llegue un bache

Lluís Sastre fue una de las novedades de Rubi en el once inicial del partido ante el Girona. El balear cuajó una gran actuación y fue el protagonista en la sala de prensa tras el primer entrenamiento de la semana. “La verdad es que no me esperaba jugar. Me encontré bien, fui de menos a más, al principio me costó meterme en el partido. No sé si fue mi mejor partido con el Pucela, ha habido otros  y esperemos que haya más”.

El centrocampista asume con naturalidad el rol de favorito que tiene el Real Valladolid, algo que “no tiene que ser una presión añadida” dadas las características de la plantilla. Sastre sabe que la competición es muy larga, habrá malos momentos y que es necesario responder de manera adecuada. “Sabemos que vendrán momentos complicados y malas rachas, ahí es cuando nos tenemos que mantener unidos, ojalá podamos mantener mucho tiempo este buen momento”.

El balear valoró el trabajo del míster, quien es capaz de tener a todo el vestuario involucrado por su manera de repartir los minutos. “Te hace mantenerte alerta. El que juega no se puede relajar y el que no juega tiene que entrenar duro porque cuando te toque jugar tienes que dar el nivel de los compañeros”