NOTICIAS

¡Qué tarde la de aquel día!

El partido mil del Real Valladolid en Primera llegó con una contundente victoria frente al Valencia (4-1) para dar un paso importante hacia Europa

06/04/2020 10:30

Fernando y Quevedo celebran el 4-0 ante el Valencia

En la retina de muchos aficionados del Real Valladolid continúa la huella que dejó la plantilla de la temporada 1996/1997, en la que finalmente consiguió la clasificación para disputar competición europea el siguiente curso. El público de Zorrilla disfrutó de cada partido en casa, entre los que destaca el jugado ante el Valencia un 6 de abril de hace 23 años. En ese encuentro, el número 1.000 en Primera, el Pucela se impuso por un contundente 4-1 con goles de Benjamín (2), Fernando y Quevedo.

Benjamín Zarandona, que era jugador del filial por aquel entonces, logró su primer doblete como blanquivioleta, anotando el 1-0 y el 3-0. “Salimos muy bien e íbamos 3-0 antes del descanso. Recuerdo que el primer gol fue tras una pared con Edu (Manga) y el segundo después de una asistencia de Víctor. Mis dos compañeros estuvieron espléndidos”, señala.

A pesar de que ha pasado un cuarto de siglo, tiene en la mente el partido, aunque con truco. “Justo hace poco mandaron un vídeo con los goles al chat de veteranos”, reconoce. También porque era un encuentro especial, con cifra redonda, y eso también les ayudó. “Nos lo comentaron durante la semana. Nos atraía y era un partido muy importante. Teníamos una racha extraordinaria y nos vino fenomenal la victoria”, comenta.

Además, derrotó a un Valencia que era “un equipazo”. “Tenía a jugadores de la talla del Piojo López, Burrito Ortega, Engonga, Otero… Hicieron buenos fichajes para intentar ganar la Liga y les entrenaba Valdano”, explica. Aunque no fue suficiente para frenar a un Pucela que realizó una temporada “magnífica”.

Sin miedo y convencidos

El Valencia tenía como entrenador a Valdano, pero el Real Valladolid contaba con Vicente Cantatore, que alineó aquella tarde a César, Santamaría, Peña, Juan Carlos, Benjamín, Fernando, Edu Manga, Álvaro Gutiérrez, Quevedo, Víctor y Torres Gómez. Este último recuerda que el equipo era “bastante completo” y que había jugadores “en su mejor momento”. “No teníamos miedo a nada. Salíamos a los partidos a disfrutar. Estábamos convencidos de que podíamos ganar a cualquiera”, asegura.

El por aquel entonces lateral admite que esa victoria les “reafirmó” en lo que estaba haciendo, en que podían conseguir “algo importante”, premio que llegó unas jornadas más tarde con la séptima posición y el billete europeo. “El Valencia era como ahora, con jugadores importantes y un equipo potente. Llegó en un buen momento, pero nosotros teníamos mucha confianza y la intensidad que nos había metido Cantatore. Sabíamos que éramos un club humilde, pero con unos jugadores en un gran momento. Fue un resultado contundente que reforzó todo lo que pensábamos”, explica.

Torres Gómez forma parte actualmente de la estructura del club, en el que desempeña la función de director del departamento de Ciencias del Deporte. Se ha adaptado a la situación del presente, para lo que considera clave hacer “unos horarios”. “Trabajamos a través de videollamadas y el tiempo libre lo empleo en hacer deporte, escuchar conferencias o ver documentales”, cuenta. También quiso aprovechar la ocasión para mandar un mensaje de “ánimo” a todos los infectados por el COVID-19, con el objetivo de ganar juntos este partido.

  Torres Gómez

Se habla de: Historia, Torres Gómez, Benjamín