Icono chat Chat
Skip to main content

Así sí

Mendilibar exige aún más a sus jugadores y Lotina bromea con el hecho de que la temporada que viene pedirán a la Federación no jugar en Zorrilla

Era un triunfo necesario y el Pucela lo dio todo para poder celebrarlo junto a sus aficionados, que disfrutaron de lo lindo -ola, botes y olés incluidos- siete meses después de la última victoria en Zorrilla. La goleada tiene que ser balsámica para un equipo que mejora día a día y que este domingo volvió a apabullar con su identificativa presión a un rival que llegaba enrachado y crecido.

Pero Mendilibar es de esas personas que siempre quiere más. Por eso el Pucela está donde está desde que llegó al Real Valladolid. Por eso, salvo contadas excepciones, los aficionados siempre se han sentido orgullosos de ese equipo.

"El partido ha sido muy trabajado e igualado, sobre todo durante los primeros sesenta minutos. Nos vendrá bien para la confianza, pero hay que tener en cuenta que nos han generado peligro y que, si llega a entrar el balón de Juan Rodríguez que dio en el palo, habría habido canguelo y habría tocado sufrir. Lo hemos hecho bien, pero no tanto como quisiera. Tenemos que ser más agresivos, estár más cerca unos de otros y ser más selectivos en la presión. A veces somos demasiado impetuosos y eso hay que corregirlo", explicó el míster.

Aparte de los dos goles de Nauzet, los periodistas destacaron la labor del tándem Álvaro Rubio-Borja, el mismo que guió al equipo hacia el ascenso y el mismo que en las dos temporadas anteriores en Primera ha contado con más minutos. "Siempre les digo a los jugadores que atacar contra once que están delante es muy complicado, los de arriba tienen que ser más agresivos en la defensa para poder robar balones. Hay que ir de verdad, no a hacer sombra".

Por último, el técnico quiso desdramatizar el cambio en la portería. Justo Villar relevó a Jacobo tras siete partidos como titular del vallisoletano. "Justo ha estado bien, sin maravillas. Creo que hay que asumir los cambios en la portería como uno de un jugador de campo, aunque es cierto que el portero que eliges al principio de temporada parte con ventaja".

Lotina, resignado
Miguel Ángel Lotina reconoció la superioridad del Real Valladolid, aunque también destacó que los tres primeros goles del Pucela "fueron evitables". El amigo de Mendi bromeó con el hecho de que la temporada que viene realizarán una gestión con la Federación para no venir a Zorrilla. No en vano, el Dépor sólo ha vencido en Zorrilla dos veces en Primera División.

"Hemos estado sosos en defensa y en ataque. Una tarde muy mala, nos ha salido todo mal. Ha sido un golpe fuerte, el vestuario está fastidiado. Lo siento por nuestra afición. Pero sólo es una derrota, puede ocurrir".

Fotografías (César Minguela). En Portada: en primer plano, Mendilibar, que volvió al chándal. Arriba: El técnico, junto a sus ayudantes, Ángel Félix y Toni Ruiz.