Icono chat Chat
Skip to main content

Bueno ya luce el diez

En la presentación más multitudinaria de los últimos años, el ariete madrileño encandiló a la afición y prometió esfuerzo desde el primer día para ayudar al equipo

Llegó, vio y venció. Alberto Bueno pisó por primera vez el césped del José Zorrilla y lo hizo rodeado de muchos aficionados en la que fue la presentación más multitudinaria de los últimos años. Una atronadora ovación y una pancarta en la grada le recibieron. "Cristiano Ronaldo, 94 kilos; Kaka, 74 kilos; Alberto Bueno no tiene precio". Los ojos le brillaban ante la nueva etapa que acaba de comenzar y que a buen seguro aprovechara por su bien y el del Real Valladolid.

"Tenía varias ofertas, pero desde el primer momento el Real Valladolid fue la principal opción. Vengo a ser uno más, a esforzarme desde el primer día, a darlo todo. Me gusta más la media punta, aunque también he jugado de delantero centro y me adaptaré a las exigencias del míster y del equipo", apuntó, reposado, en la sala de prensa.

Bueno ha coincido ya en concentraciones de las categorías inferiores de la selección con jugadores como Barragán, Fabricio y Pedro León. "Estoy ansioso por conocer el vestuario y por empezar a jugar. Es cierto que el Club ha hecho un desembolso económico importante por mí, pero mi misión no es preocuparme por el dinero ni quiero tener una presión excesiva. Soy uno más". Desde luego que el fichaje no ha sido recibido como uno más. Aparte del recibimiento en el Estadio, una hora después -tras la rueda de prensa y otros compromidos- muchas personas aún esperaban a Bueno para darle su ánimo.

El director deportivo, Roberto Olabe, definió al jugador como "joven, con un potencial extraordinario, con gol, con buenos movimientos, con un buen primer contacto con la pelota y con un alto nivel técnico". En definitiva, "un jugador diferente". Lucirá el diez en la espalda y genera una ilusión que "sube sólo con mirarle a los ojos". Bienvenido a tu nueva casa, Alberto.

Fotografías (César Minguela)