Icono chat Chat
Skip to main content
LaLiga

Esperar el momento

Toni Villa reconoció que lo ha pasado mal en los últimos seis meses, pero celebró su retorno al once inicial

Una lesión le cortó en el último tercio de la pasada campaña y, a excepción del último partido de Liga de la pasada campaña ante el Valencia, Toni Villa no había vuelto a actuar de inicio en encuentro oficial hasta este pasado martes ante el Granada. Seis meses en los que lo ha pasado “muy mal”, según esgrimió este miércoles en rueda de prensa, y a los que ha dado carpetazo con buenos minutos de juego más una asistencia tras diablura sobre la cal. “Esperé el momento. Sabía que era una oportunidad muy buena”, comentó.

La aprovechó, aunque no escondió que hacia el final de su participación (fue sustituido por Hervías pasado el minuto 70) se encontraba “un poco cansado” y con los “gemelos cargados”. “Las sensaciones fueron buenas. Me encontré muy bien. Al final, a excepción del partido ante el Valencia, han sido seis meses en los que apenas he competido, aunque eso con el tiempo se coge”, reflexionó el futbolista del Real Valladolid.

Su actuación fue celebrada por la hinchada y por el técnico, Sergio González, quien llegó a declarar en sala de prensa que Toni le había “callado la boca”. Este fue inquirido por dicha manifestación e indicó: “Es una frase hecha. Yo no tengo que callar la boca a nadie. Y menos a él, que siempre ha confiado en mí. He estado trabajando y entrenando bien, pero el míster creía que había gente por delante de mí. No se puede ser justo con 25 jugadores”.

Toni Villa sabía que tenía que esperar el momento y que, una vez intuyó por conversaciones con Sergio González que podía ser titular, el partido ante el Granada era una excelente oportunidad para reivindicarse y poner en el cajón del olvido los momentos duros vividos. “Lo hemos superado, pero volverán más momentos duros a lo largo de la temporada y seguro que los volveremos a superar”, apostilló el jugador antes de intentar radiografiar la jugada del gol de Óscar Plano tras asistencia suya.

“Cuando llego a esa zona, no pienso. Me sale y se la pongo a Óscar, puesto que le veo que hace un buen movimiento”, relató Toni Villa, al que le hubiera gustado que ese tanto hubiese servido para sumar los tres puntos. “Sacamos un punto, pero no fue un partido malo. Ellos llegaron dos veces y media a portería. Nos faltó tener el balón un poco más e ir más a por la victoria”, analizó el interior, también ciertamente “agradecido” por el cariño que le regaló la afición blanquivioleta.

Una hinchada que, según detectó, se fue de Zorrilla “con la sensación de que no se hizo un partido bueno”. El futbolista fue preguntado por esta reacción, ante lo que, para concluir, aseveró: “Siempre nos apoya y es bueno que nos exija, pero también debe darle valor a lo que hacemos, ya que somos prácticamente los mismos del año pasado y sabemos que vamos a sufrir”.

toni--25-09-2019-