Icono chat Chat
En corto

La afición comparte su calor en el acto de la Federación de Peñas

La primera plantilla masculina del Real Valladolid protagonizó un evento en el que asistieron cerca de 500 peñistas y que contó también con el RV Simancas, la plantilla de baloncesto y representación de otros clubes de la ciudad

Una noche en la que compartir el calor de la afición. La VII gala de la Federación de Peñas del Real Valladolid fue una oportunidad para que los peñistas blanquivioletas pudiesen charlar y fotografiarse con los jugadores de la primera plantilla masculina, y también con las jugadoras del Real Valladolid Simancas, la primera plantilla blanquivioleta de baloncesto y deportistas de los diferentes clubes deportivos vallisoletanos que estuvieron presentes en un evento que tuvo su momento álgido en el homenaje a Paco Santamaría.

Cerca de 500 peñistas acudieron a la gala celebrada en el Estadio José Zorrilla. Arrancó con la presentación de la plantilla femenina, que afronta su segundo curso dentro de la institución y que está complementada con cuatro equipos de cantera para seguir creciendo. Y después llegó el momento de la plantilla masculina, que desde media hora antes estuvo compartiendo conversación y fotos con los asistentes, tnato los jugadores como el cuerpo técnico encabezado por Paulo Pezzolano. Allí, sobre el escenario, Paco Santamaría, quien hasta el año pasado fue delegado del Pucela y ex árbitro profesional, recibió el cariño de la afición en un sentido homenaje.

Los jugadores del Real Valladolid Baloncesto también subieron al escenario para anticipar una temporada ilusionante, en un acto que contó con la presencia de deportistas del Caja Rural Aula Valladolid, Recoletas Valladolid, VRAC Quesos Entrepinares, Rugby El Salvador y Baloncesto en Silla de Ruedas Valladolid.

Con la intervención de los representantes de Aficiones Unidas, Ayuntamiento de Valladolid, Diputación de Valladolid y por último el presidente de la Federación de Peñas blanquivioleta, Mario Puertas, se concluyó la primera parte de una gala para dar paso al sorteo de diferentes premios y a un vino español en el que los abonados y peñistas pucelanos transmitieron su ánimo y apoyo a los equipos del Real Valladolid.