Icono chat Chat
Skip to main content
Primer Equipo

Respetar la historia

Paulo Pezzolano dejó sus señas de identidad, su pasión, honestidad y valentía, durante su presentación como entrenador de un Real Valladolid que conoce bien

"Venimos a vestir una camiseta que tiene su historia en España, estamos en el puesto 13 de la serie A, y vamos a trabajar día a día y a competir para respetar esa historia". Paulo Pezzolano ha sido presentado como nuevo entrenador del Real Valladolid y en sus primeras palabras ha dejado claro su forma de ser, su estilo como entrenador, su personalidad, y la responsabilidad con la que asume las riendas de un banquillo blanquivioleta que conoce bien.

Un hombre con sangre uruguaya que le lleva a "vivir cada partido como el último, del minuto 0 al 98". Pasional, sincero, frontal. Que hace de sus tres hijos y su familia su motivación, por quienes "doy la vida", y pide al jugador que "busque su motivación y saque el cien por cien en cada entrenamiento y cada partido". Una persona "muy tranquila" a la que la gusta "decir lo que siento y pienso, lo más lindo es que sean frontales y te digan lo que piensan, en el momento no te gusta pero el jugador siempre va a sentir lo que pienso, no le voy a disfrazar nada, voy de frente" y que no tiene ninguna duda de que "hay gente que te quiere y otra que no te quiere, si me quieren todos sería un problema porque algo estoy haciendo mal". Pezzolano une vida y fútbol, los mimetiza y los sabe separar al mismo tiempo. Para él "un jugador en 90 minutos vive lo que se vive en una vida de 100 años, con momentos buenos y malos, y cuando vayamos perdiendo tenemos que afrontar la dificultad y superarla, encontrar en ese momento malo el clip para buscar la victoria". Él, a quien le encanta el fútbol, que sigue LaLiga y ha vivido los partidos del Pucela en el último año debido a que "Cruzeiro y Real Valladolid son equipos hermanos hoy en día, la gente que trabaja en Cruzeiro ve los partidos y los veíamos juntos".

El entrenador y la persona, Paulo, el que ha hecho de las últimas dos semanas y media algo "impresionante" porque paró para dedicar tiempo a su familia, para poder llegar a sus hijos al colegio después de seis años entrenando sin parar. "El cansancio del fútbol brasileño es... y el entrenador a veces siente que cumple un ciclo. Estaba todo hablado con Cruzeiro desde diciembre, lo íbamos a dejar y era decisión propia cien por cien, quería disfrutar con la familia. Me querían convencer de seguir, estuve mientras se buscó entrenador y lo dejé" amplió el de Montevideo, quien contó como se ha fraguado su llegada a orillas del Pisuerga: "Me llamó un equipo italiano dos semanas antes de dejarlo. Cuando lo dej uno mexicano, pero me venía bien un descanso. A las tres semanas me llama el Real Valladolid, fue algo que me impactó mucho y a veces se cruzan los momentos, cuando me llamó Fran no lo dudé ni dos segundos, tengo el convencimiento. Mi objetivo es triunfar en Europa, no solo pisar, y conozco a la plantilla y LaLiga. Estamos muy tranquilos y muy contentos, con muchas ganas e ilusión para cumplir el objetivo en estas once fechas que son vitales para nosotros".

Continuidad al trabajo
¿Cuál es la idea de juego de Paulo Pezzolano? Lo desgranó a lo largo de su comparecencia en sala de prensa, desde la sensatez y la profesionalidad. "De un día para otro no vamos a cambiar, vamos a seguir el mismo camino. Tengo un pensamiento en el juego muy similar al de Pacheta, equipo ofensivo, que proponga, esa valentía va a estar siempre. Y lo que nunca le falta a un uruguayo es competir" defiende con rotundidad, consciente de que "hablar es fácil pero me gustaría que lo que digo se vea reflejado en el campo, que para eso vengo".

Manejando diferentes figuras de juego en función de las "fortalezas y debilidades del rival" pero siempre "manteniendo el modelo", el entrenador hace énfasis en "lo emocional, que estemos todos preparados mentalmente para participar". Y, si hay algún error, "arreglarlo y estar preparados para mejorar el próximo partido". El uruguayo dejó más píldoras de su propuesta al asegurar que le encanta "cuando mi equipo gana los duelos ofensivos y defensivos, me gusta la presión sobre pérdida, bloque alto, que el equipo ya lo tenía" por lo que, sobre lo que hay, "vamos a dar un retoque a mi gusto, detallitos, siguiendo el mismo camino". 

Un técnico que también quiere contagiar su pasión, y que vive mucho los partidos, "cada jugada al cien por cien, cada detalle, cada falta, lo vivo pero siempre con mucho respeto al árbitro" manifestó, una energía que busca trasladar al jugador desde su posición en la banda: "Lo vivo eufórico para buscar el resultado, estar activo. Si ven al míster saltando al lado de la cancha al jugador no le queda otra que correr".

Todo ello que busca trasladar en los once partidos que quedan, de los que depeden la permanencia. El primero, este domingo (9 de abril, 14.00 horas, Estadio José Zorrilla) ante el RCD Mallorca. "Hoy solo pienso en ganar ese partido. Después, el siguiente. Lo más importante es sentirnos identificados con el equipo en la cancha" concluyó Paulo Pezzolano, que desde este miércoles ha vinculado su nombre con la Historia del Real Valladolid para que esta siga brillando.

 

Descarga aquí la rueda de prensa completa.