Icono chat Chat
Portada RV Baloncesto

85-77: En la orilla

El UEMC RVB solventó una mala primera mitad (47-34) y se quedó a las puertas de una remontada épica

El UEMC Real Valladolid Baloncesto murió en la orilla en su visita al Espai Fruita del ICG Força Lleida. Los de Paco García, a remolque desde el primer periodo, sufrieron mucho en la primera parte (47-34) y no consiguieron sujetar el rebote defensivo ante un acertado cuadro ilerdense. Los blanquivioleta llegaron a verse 19 tantos por detrás, pero no se rindieron y rozaron una remontada épica (78-74), aunque cayeron en las posesiones decisivas del partido.

Así, en una cancha caliente y contra un rival puntero, el UEMC RVB firmó una buena puesta en escena, mostrando sus bazas en defensa a las primeras de cambio. Los blanquivioleta, sabedores de que los locales iban a buscar una salida en tromba, frenaron las primeras posesiones, adjudicándose una ventaja inicial (4-5).

La renta fue efímera. El partido, con un ritmo frenético, fue cayendo del lado ilerdense durante el primer periodo y los de Gerard Encuentra se mostraron más acertados con el paso de los minutos. Sumando de tres en tres desde el perímetro, el cuadro catalán gozó de una máxima de 7 puntos (16-9), pero el primer acto se cerró con 19-13 en el marcador. El 0/6 en triples visitante, un factor importante en la desventaja momentánea.

El rebote, otro. Mazaira fue el encargado de acabar con el desacierto en la lejanía y mantener a tiro a un UEMC Real Valladolid Baloncesto que se quedó a remolque del ICG Força Lleida (21-18). Los del Espai Fruta, cada vez más entonados, en especial desde la larga distancia, se escaparon tras dos triples de Álex Urtasun (35-25). Pero las segundas y terceras opciones estaban castigando en exceso a los del Pisuerga.

Obligado por las circunstancias, Paco García trató de corregir la defensa con un tiempo muerto y frenar a un ICG Força Lleida que comenzaba a desatarse en casa. No hubo efecto inmediato. Los de Gerard Encuentra, con un juego muy rápido, continuaron martilleando el aro vallisoletano desde la larga distancia y aprovechando la sangría del rebote (10 ofensivos en la primera mitad), alcanzando el descanso con un botín de 13 puntos de ventaja (47-34).

Sin Herve Kabasele, lesionado en la última sesión de entrenamiento antes de salir a Lleida, y con N’Guessan (aún sin saltar a la cancha) y Kevin Allen tocados, al UEMC Real Valladolid Baloncesto le estaba costando horrores sujetar a los interiores ilerdenses, en especial a Michael Carrera, máximo anotador hasta el momento con 17 tantos. Además, tal y como dicta el plan de Paco García, con menos rebotes (22-18) y más pérdidas (2-10) que los catalanes, era complicado pensar en la victoria en Lleida.

Pero no imposible. No bajó los brazos el cuadro de Paco García, que trató de crecerse ante la adversidad del escenario y la falta de efectivos en la pintura, pero ICG Força Lleida no dio ni una concesión. Los de Gerard Encuentra siguieron muy acertados y castigando cada pérdida, cada error, con puntos para seguir poniendo tierra de por medio. La diferencia, siempre rondando los 15 puntos, acabó siendo de 17 al término del tercer periodo (70-53).

La remontada comenzaba a ponerse cada vez más cuesta arriba, pero el UEMC Real Valladolid Baloncesto, como acostumbra, no se rindió. Y tanto que no. Los de Paco García creyeron, no dejaron de confiar y se pusieron manos a la obra. Acción a acción, comenzaron a frenar las acciones ilerdenses y a sumar a la contra, dilapidando la desventaja paulatinamente.

Un parcial de 8-21 puso a las ardillas a solo cuatro puntos (78-74), algo que no sucedía desde hacía muchos minutos, obligando a Gerard Encuentra a pedir su segundo tiempo muerto casi consecutivo. Comenzaba un nuevo partido y los pucelanos venían de menos a más, con vida después de aguantar su oportunidad durante muchos minutos, pero fallaron las fuerzas en el momento más inoportuno.

Sin apenas juego interior, estaba siendo difícil sujetar a los interiores ilerdenses, pero no hubo acierto en las posesiones decisivas. No bajó de esos cuatro puntos el conjunto castellano y los locales terminaron dando la puntilla, poniendo el 85-77 final que certificó el triunfo del ICG Força Lleida.

Ficha técnica:

(85) ICG Força Lleida: Juani Marcos (11), Miguel González (4), Diogo Brito (7), Michael Carrera (34), Vasilije Vucetic (2) -quinteto inicial-. También jugaron: David Castellnou (0), Álex Urtasun (19), Rafa Villar (3), David Cuéllar (5), Jaume Lobo (0), Sidibe (-) y Codina (0).

(77) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Mike Torres (17), Jaan Puidet (0), Maj Kovacevic (8), Jordy Kuiper (4), Kevin Allen (7) -quinteto inicial-. También jugaron: Greg Gantt (10), Lucas N’Guessan (-), Melwin Pantzar (15), Sergio de la Fuente (13), Álex Mazaira (3) y Romaric Belemene (0).

Parciales: 19-13, 28-21 (47-34), 23-19 (70-53) y 15-24 (85-77 final).

Árbitros: Morales Ruiz, Gómez Luque y Benavente Parra.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimoprimera jornada de la Liga LEB Oro, disputado en el Espai Fruita de Lleida el sábado 17 de febrero de 2023.