Icono chat Chat
Skip to main content

2-4: El Valencia impone la ley del más fuerte en Zorrilla

El equipo valenciano, comandado por Silva, Villa y Mata, fue muy superior al Real Valladolid

El fútbol es grande porque no siempre el mejor se impone. No fue el caso que se dio esta tarde en Zorrilla. El Valencia es mucho mejor equipo que el Real Valladolid y lo demostró sobre el césped con notoriedad tanto en el juego como en el marcador.

Sólo hasta el minuto 45 el Real Valladolid pudo estar metido en el partido, en cuanto a la incertidumbre del marcador se refiere. Silva adelantó al Valencia en el minuto 10 al rematar en boca de gol un centro de Mata desde la izquierda y Nauzet, al remachar un rechace de Moyá a disparo lejano de Canobbio, logró el empate a la media hora de juego.

Pero cuando el partido estaba más o menos controlado, en el minuto 34 Villa no perdonó el desconcierto creado en la defensa vallisoletana por la lesión de Marcos, que sin poder andar siguió jugando, y marcó el 1-2. Tres minutos después, cuando ya era tarde, César Arzo entró en el campo para formar el eje defensivo con Luis Prieto y desplazar a Baraja al lateral izquierdo.

1995i_4145.- Baraja.JPG
Fotografía: Baraja jugó en el lateral izquierdo tras la lesión de Marcos.

Y ya al filo del descanso, en el minuto 45, llegó una jugada crucial para el desarrollo del partido ya que Sesma falló una ocasión clarísima, a bocajarro, y el rechace de Moyá lo cazó el Valencia, que en un abrir y cerrar de ojos desplegó su arma letal, el contraataque, para que Mata se plantara ante Jacobo, al que batió por bajo.

Contundente atrás, dinámico en el centro del campo y rapidísimo y letal en los metros finales, el Valencia había dejado el partido visto para sentencia en la primera parte.

Diego Costa, muy bien
En la segunda, Mendilibar se jugó todo por el todo, primero con el cambio de Sesma por Manucho, aún a costa de desplazar a la banda izquierda a Diego Costa, que en la primera parte, desde la posición de delantero centro, fue el único en poner en jaque a la zaga valenciana con sus potentes desmarques, que siempre encontraban un hueco en el muro ché.

En el minuto 55 el Valencia dio la puntilla al partido. Miguel se fue por la banda derecha con potencia, metió un pase medido en profundidad para Villa, que no perdonó en el mano a mano con Jacobo. Cinco minutos antes, Alexis había cometido penalti sobre Diego Costa, pero Undiano no apreció la infracción que podía haber metido de nuevo en el partido al Pucela.

1995i_4156.-cambiocanobbiofont.JPG
Fotografía: el cambio de Font por Canobbio dio aire al Pucela en el centro del campo.

El gran mérito del Real Valladolid estuvo en no bajar la cabeza a pesar de la goleada. Lejos de rendirse, con Héctor Font en el campo, en sustitución de Canobbio, llegaron los mejores minutos locales. Nauzet, a pase de Haris, tuvo el segundo gol, que sí acertó a marcar Manucho tras culminar en el borde del área pequeña un centro de Nauzet, que había hilvanado con Pedro López y Héctor Font la mejor jugada vallisoletana de todo el partido.

Tras el 2-4, el Real Valladolid quiso meter una velocidad más al partido, pero el Valencia consiguió frenar las acometidas locales y contraatacar, hasta el punto de que perdonó varios goles más, como en un mano a mano que Jacobo sacó a Silva, en un disparo venenoso de Villa desde fuera del área al que también respondió Jacobo, y una ocasión clarísima de Jordi Alba, a bocajarro, solo ante el portero, que envió fuera.

Más información del partido, pinchando aquí.

Fotografías (Gonzalo Martín). En portada: Jacobo, desolado tras el primer gol del Valencia. Arriba: disparo de Canobbio que dio origen al primer gol del Real Valladolid, obra de Nauzet.