Icono chat Chat
Skip to main content

3-0: La Ponferradina gana el pulso al Pucela

Un penalti y expulsión de Juanpe en el minuto 20 allanó la victoria del equipo berciano pese a la resistencia de un Real Valladolid que nunca bajó la cabeza

El Real Valladolid perdió por 3-0 en El Toralín en un partido marcado por una jugada fatídica para los blanquivioleta en el minuto 20, castigada con penalti de Juanpe sobre Acorán (trasformado por Yuri) y expulsión por doble amarilla del central vallisoletano.

Por supuesto, esa acción condicionó totalmente el resto del partido. La Ponferradina encontró muchos espacios para mover con comodidad el balón y al Real Valladolid se le hizo muy largo el campo por momentos para llegar al área local.

Efectivamente, corría el minuto 20 del partido en El Toralín cuando Juanpe, que había visto la amarilla por una falta en el centro del campo en el comienzo del partido, quiso despejar el balón ante Acorán en posición forzada y lo que encontró su bota fue la cabeza del extremo berciano. Penalti, expulsión y gol de Yuri.

Al Real Valladolid, que había salido con personalidad a El Toralín, se le puso todo cuesta arriba, pero pese a todo tuvo supo agarrarse al partido y sujetar bien a la Ponferradina sin que Kepa pasara apuro alguno.

El Pucela espero su momento y lo encontró con la entrada al campo de Guzmán por Alejandro Alfaro. Antes, en el comienzo de la segunda parte, podía haberse metido también en el partido si Arcediano Monescillo hubiera pitado un penalti de la Deportiva por mano de un defensor berciano tras un centro de Javi Moyano, pero lo cierto es que la aparición de Guzmán cambió la dinámica del juego

Cada balón que pasaba por las botas de Guzmán se convertía en peligro para la Ponferradina. El Real Valladolid tuvo un cuarto de hora muy bueno, en el que mandó en el juego y fabricó dos ocasiones de gol muy claras: un pase de la muerte de Guzmán desde la banda izquierda que Juan Villar, libre de marca, no acertó a precisar, y otra acción de Diego Rubio, que debutó en la segunda parte por Rodri, que no pudo empujar el balón en boca de gol tras una falta central que cabeceó Marcelo Silva hacia el punto de penalti.

Si el Real Valladolid hubiera acertado a marcar en alguna de esas dos claras oportunidades el partido podría haber entrado en su recta final con otro signo, pero la realidad es que el Pucela no estuvo acertado ante la portería rival y la Ponferradina sí porque Yuri machacó el 2-0 en el minuto 79 tras empujar un servicio en bandeja de Adán y el propio Yuri, en su tercer remate en todo el partido, cerró el 3-0 y triplete personal tras una jugada en el descuento que había nacido en un fuera de juego, para poner de manifiesto que este domingo, no era el día del Pucela.

El próximo miércoles (22 horas), el Real Valladolid cambia de tercio y jugará en el Carlos Tartiere partido de la Copa del Rey. Y el próximo sábado, a las 18 horas, nueva cita liguera en Zorrilla ante el Bilbao Athletic.