Icono chat Chat
Skip to main content

4-1: El Pucela, K.O. en la Copa del Rey

El Celta fue muy superior a un Real Valladolid que siempre estuvo fuera del partido en Balaídos y apeó al equipo blanquivioleta de la competición copera

El Real Valladolid cayó en la mañana de este domingo eliminado de la Copa del Rey por el Celta de Vigo al perder por 4-1 en Balaídos en la segunda eliminatoria de ajuste entre los equipos de Segunda división, ronda previa a los dieciseisavos de final. Fue una eliminación justa y sin paliativos, ya que el equipo gallego fue superior de principio a fin a un Real Valladolid en el que las rotaciones planteadas por Djukic no funcionaron y los jugadores con menos minutos en la Liga acusaron la falta de ritmo hasta tal punto de que ni siquiera consiguieron meterse en el partido en momento alguno.

El Pucela siempre jugó al dictado del Celta porque no tuvo capacidad para quitar el balón al equipo gallego. Los vallisoletanos siempre fueron a remolque en las jugadas, llegaron tarde a las coberturas y balones divididos, no tuvo capacidad de presión y no encontró un patrón de juego en la construcción para hacer daño al equipo de Paco Herrera, que encarriló la eliminatoria con un gol tempranero, obra de Catalá a centro del mejor jugador del encuentro, Iago Aspas. El tanto inicial serenó los ánimos del conjunto gallego, presionado por mal comienzo de Liga y un ambiente un tanto tenso en un Estadio de Balaídos prácticamente desierto.

Mientras el Celta fue creciendo a medida que pasaban los minutos y se vio con confianza para intentarlo todo, el Real Valladolid fue empequeñeciendo por momentos hasta acabar goleado en la segunda mitad, con tres goles más obra de Toni, Bermejo y Aspas.

En los últimos minutos, el Pucela marcó su tanto por mediación de Marquitos, asistido por Jorge Alonso con un balón largo al que dejó pasar Manucho, que debutó en competición oficial en esta temporada al salir tras el descanso por Dani Aquino. Asimismo, también debutó con la camiseta del Real Valladolid el medio centro del filial Ochoa, que reemplazó a Baraja en el minuto 69. Antes, en el minuto 61, Javi Navas, que consiguió arrancar alguna jugada de mérito, había entrado por Álvaro Rubio.

Así pues, con un dos goleadas, una favor ante el Nástic en Zorrilla por 6-0 y otra en contra ante el Celta este domingo en Vigo por 4-1, el Real Valladolid zanja su participación en la Copa del Rey 2011/2012 con malas sensaciones que deberá revertir el próximo sábado en la novena jornada de la Liga Adelante, cuando visitará al Recreativo de Huelva en el Nuevo Colombino a partir de las 18 horas.

Djukic, triste
Al final del encuentro, Miroslav Djukic, triste por el partido de su equipo en Balaídos, valoró así el partido:"No quiero personalizar en nadie la derrota, solo quiero felicitar al Celta, que esta mañana ha sido mucho mejor que nosotros. No hemos tenido intensidad ni velocidad y en el fútbol moderno si esto no se puede hacer nada. Tenemos que aprender de esta derrota, luego olvidarla y centrarnos rápidamente en la Liga porque es cierto que no hemos hecho un buen partido, pero lo bueno del fútbol es que pronto llega el siguiente partido y tenemos que asimilar lo que ha pasado y centrarnos ya en él".

 Más información de este partido, aquí.