Icono chat Chat
RV Baloncesto

Buena energía

Paco García compareció en rueda de prensa antes de que el UEMC RVB reciba al Cáceres y habló sobre el estado de Mike Torres, Jaime Fernández y la buena semana de entrenamientos del equipo

El UEMC Real Valladolid Baloncesto quiere cambiar la dinámica ante un renovado y también necesitado Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Y Paco García ve a los suyos “bien, con una buena energía” tras una semana positiva de entrenamientos antes de recibir a los cacereños este sábado a las 19.00 horas.

Valladolid, un orgullo de ciudad. “Yo quiero empezar por dos cosas. Qué orgullo de ciudad, joder. El balonmano el otro día, con el Aula ganando. Somos el centro de atención con los Goya a nivel nacional. Tenemos baloncesto, la semifinal de rugby el domingo, fútbol el lunes, con la posibilidad de alcanzar ahí plaza de ascenso directo… Qué orgullo de ciudad. Con frío, pues sí, pero nuestro frío”.

Mensaje de ánimo a Iñigo Royo. “Lo segundo, mandar un mensaje de ánimo y como bien ha dicho Quique, pues lo que hay que pensar es que queda un día menos para que vuelva a jugar, Iñigo. Vino con un papel, ahora que estamos en fin de semana de cine, secundario, dentro de lo que es el reparto de esta película que se llama Equipo. Pero hay jugadores y jugadores a nivel personal. Íñigo es uno de esos tíos que te entra por el ojo, por su profesionalidad y por su carácter, aparte de por esa voz radiofónica que tiene que nos tumba a todos. Y, bueno, pues la desgracia ha querido que su lesión sea grave, que posiblemente termine en cirugía y que lo que hay que pensar es que es un día menos para que vuelva a jugar. Todo el equipo está muy sensibilizado con su lesión. Fue escalofriante el otro día y lo único que podemos es desearle una pronta recuperación. Lo vamos a arropar, lo vamos a cuidar y va a ser uno de los nuestros en todo lo que hagamos. Y, desde luego, partícipe de todos y cada uno de los éxitos que consigue el equipo de aquí al final de temporada. Ya es casualidad que el año pasado ficháramos a Lucas N’Guessan para reforzar el juego interior y a las dos semanas se lesionara Herve Kabasele. Y ahora que Herve Kabasele vuelve, pues se nos haya caído Iñigo Royo. Es el devenir, es el destino. Y, bueno, pues las cosas vienen así y lo único que nos queda es juntarnos y seguir adelante. Así que, insisto, nuestros éxitos serán, por supuesto, también los de Iñigo en todas y cada una de nuestras apariciones”.

Sergi Costa. “Hay veces que no. Ni es la primera ni será la última vez. Un equipo de baloncesto es un ser vivo en el que entran y salen jugadores. Lo vemos a diario en cualquiera de, tú coges ahora mismo cualquier plantilla de la liga, de nuestra liga, de la Euroliga, de cualquier equipo, y un equipo de baloncesto es un ser en constante evolución y movimiento. Y aquí ya nos ha pasado. El año pasado se fue Gilbert, hace dos años Smits o hace tres, Juan Rubio. Si es que es así, esto forma parte de la vida de un equipo. Bueno, pues no ha salido bien. No ha sido el jugador que pensábamos o no ha sido el sitio que él pensaba cuando vino y ya está. No hay que darle muchas más vueltas, desearle lo mejor y punto final. Ahora tenemos que mirar hacia adelante. Vamos a ver si Ziggy puede ser ese jugador buen complemento de Mike Torres. Vamos a ver si recuperamos al Mike Torres de antes de la lesión, el de los casi 12 puntos, 15 de valoración de media, ese jugador brillante que dirigía al equipo y que nos había llevado a liderar varias estadísticas también a nivel colectivo y a conseguir victorias”.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad. “La entrada de Mike y la entrada de Jaime esta semana ha sido un buen soplo de aire fresco. Evidentemente el nivel de competitividad el entreno sube. Es obvio. Yo creo que estamos preparados, hemos hecho una buena semana de trabajo y estamos preparados para recibir a un Cáceres en plena reconstrucción, que es un jugador que está en plena reconstrucción, con un partido dirigido, jugadores que han ido llegando nuevos y que esperan también incorporar. Creo que es un buen equipo, con buenos jugadores en la posición de uno, desde los puntos que aporta Atencia a la experiencia que puede dar Dani Rodríguez, el tiro que puede aportar nuestro querido Gregg Gantt, que está jugando en Cáceres porque nosotros quisimos que jugara en un sitio donde tuviera muchos minutos y aquí la competitividad iba a ser muy grande. Él necesita jugar. Su tiro exterior está ahí, sus números están ahí, pero también a un Pablo Rodrigo que está jugando a un buen nivel después de su lesión. Estamos hablando de dos pívots importantes como Dikembe y Cepukaitis. Es un buen equipo, un equipo que ha ganado a Coruña ya te genera respeto. Más que pensar en el Cáceres, quiero pensar en que mi equipo esta semana, con la vuelta de los lesionados, hemos tenido una energía diferente, estamos bien y mañana vamos a hacer un buen partido. Y seguro que toda esa gente que no va a ir a los Goya, que no va a estar de Carnaval, que venga. Esos 4000 de media que estamos casi teniendo en la mano son la mejor noticia para nosotros. El basket se está convirtiendo en un acto social de la ciudad, que es lo que pretendíamos. Ahora lo que tenemos que darles es poner la guinda, que se lo pasen bien y encima ganar”.

Papel de Kabasele para suplir a Royo. “No es el mismo que el de Iñigo Royo, no. Sí es cierto que tenemos jugadores… De hecho, el otro día en el final de partido, por ejemplo, Romaric Belemenne nos hizo el falso cuatro. Tenemos a Juan García-Abril, que nos puede hacer el falso cuatro. Con Kabasele estamos trabajando con él para que nos haga esa posición y bueno indudablemente no es un ‘cuatro’ como puede ser Royo, pero nos puede desempeñar esas dos funciones. Nos amoldamos el año pasado cuando él cayó lesionado y nos quedamos un poquito cojos. Pero es la realidad, entonces nos tenemos que amoldar y ese es nuestro trabajo, el mío como entrenador y el del equipo como amoldarnos a las circunstancias que nos vienen así que ahora. Hay que pensar en esto y buscaremos soluciones tácticas”.

Devin Schmidt y el interés de Movistar Estudiantes. “Me lo tomo como eso, un rumor. Hace muchos años que me preocupo de las cosas que puedo controlar y como en esta no tengo ningún control sobre ella, pues intento estar muy ajeno. Hablé con él el martes por la mañana, él está bien, está tranquilo, centrado y eso es lo que nos tiene que preocupar. Si luego el destino dice que se tiene que ir, pues oye, en ningún momento vamos a jugar con cuatro, así que buscaremos soluciones. Pero de momento, Devin está aquí, va a jugar mañana y eso es lo que nos tiene que ocupar y preocupar”.

¿Rumor o posibilidad de salida? “Nadie está libre de que mañana te vengan a fichar a otro jugador. Hasta que no se cierre el mercado eso va a estar ahí. Hay una serie de condicionantes que permiten que los jugadores puedan salir, no los nuestros, cualquier jugador. Estudiantes ahora mismo, y por lo que también sabemos porque aquí no estamos cruzados de brazos evidentemente, no sólo maneja la opción de Devin. Mientras Devin esté aquí y nadie nos comunique lo contrario ni llegue una oferta por escrito, entiendo que tenemos que estar tranquilos. Porque además ponerse nerviosos no nos ayudaría en nada a nadie, ni a mí como entrenador, ni al jugador como jugador ni al Club como club. Yo creo que está centrado. Evidentemente pues los cantos le llegan y le habrán llamado, y seguro que le han tocado desde dentro del equipo porque estas cosas suelen ocurrir, pero bueno. Yo creo que desde el Club también Pepe y Quique se han sentado a hablar con él obviamente y que bueno pues el objetivo es que si tiene que estar aquí, tiene que estar centrado, y si llega el caso de que se tiene que ir, pues oye, pues miraremos a otra circunstancia.

¿Se ha mirado otra circunstancia? “Me reitero a lo que os decía antes, que esto es un club de baloncesto y un equipo de baloncesto es un ser vivo que está en constante movimiento y evolución. No tengáis ninguna duda de que, desde hace ya tiempo, igual que Pepe lleva mirando bases, pues nosotros recibimos información, yo como entrenador, Pepe como director deportivo, incluso a Quique también le llegarán listas de jugadores, de agentes que le llegan por todos los sitios. Si llegado el caso de que Devin se marcha, pues habrá que incorporar a otro o a lo mejor no y decimos, oye, con lo que tenemos podemos tirar. Aquí hay tres aleros que estaban el año pasado en el equipo, en un equipo que jugó la Final Four. Puidet, Kovacevic y Belemene. Y este año tenemos a Juan García-Abril, que está jugando a un nivel brillante y que cada día va creciendo más como jugador. Con lo cual, ya veremos lo que puede pasar. Insisto que preocuparse de cosas que no puedes controlar… Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo. Y me consta que lo estamos haciendo. Que llegado el caso hay que actuar, semana de cine, actuaremos”.

Juan García-Abril. “Está en un proceso de formación y de aprendizaje. Y en esa formación y aprendizaje hay una cuestión fundamental que se llama errores. Y que los tiene que cometer. Evidentemente intentamos pulirlos y no es el mismo Juan de ahora que el de hace tres años cuando salía a jugar. Cada día está haciendo más cosas. Y cada día estamos consiguiendo que sus reacciones en el campo sean más lógicas, más coherentes, que empiece a ver el juego, no que solamente juegue con su físico. Juan es un jugador… Vamos a ver, no hay ningún club que pueda decir que saca o que puede sacar a dos jugadores propios en el quinteto titular. Y nosotros podríamos sacar a Sergio de la Fuente y a Juan García-Abril, por ejemplo. No hay ninguno, si miráis listas… no creo que haya muchos jugadores propios de cantera que pudieran ser titulares. Y Juan está creciendo. Para un entrenador también es un proyecto bonito el hecho de que puedas tener a un tipo así. Yo lo viví en la primera etapa con Miguel González. Con 17 años lo poníamos de titular en la LEB Plata, cuando ascendimos. Y ahora es un orgullo verle jugar ahí en Zaragoza. O lo hicimos con Álex Reyes, cuando estaba jugando en Plata y nos lo trajimos. No te voy a decir la progresión de Melvin Pantzar. Para un entrenador también es muy bonito vivir esa progresión y ese crecimiento y ayudar al crecimiento del jugador, como lo está haciendo Juan”.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad. “Arturo es un entrenador muy experimentado. Yo tengo mucho respeto con él. Coincidimos en Brasil, vivimos experiencias que se pueden contar y otras que no se pueden contar porque aquello hay que vivirlo. Y tengo mucho respeto por él. Es un buen entrenador, es un tipo disciplinado y estoy seguro de que va a sacar lo máximo que pueda de su equipo. Y es un equipo que va a mover fichas de aquí al cierre de mercado. Evidentemente está en una situación delicada. Estar en la parte baja de la tabla es un abismo peligroso que te genera siempre dudas. En Alicante hacen un buen partido, en el debut de Arturo, y estoy seguro de que tácticamente esta semana le ha dado para introducir cosas nuevas. Vuelvo a lo mismo, me preocupa mucho más mi equipo que lo que nos pueda presentar Cáceres. Yo quiero ver a mi equipo en su mejor versión. Estuvimos muy bien en San Sebastián durante 30 minutos. No nos dio para ganar. Vamos a intentar que esos 30 minutos tengan continuidad incluso ampliado a más minutos de calidad. Porque necesitamos jugar bien para ganar a Cáceres. Pero por encima de Cáceres, tenemos que pensar en nosotros”.

Derrota tras ganar por 17 puntos. “Nos ha pasado más veces y volverá a pasar. No somos el único equipo que le pasan estas cosas. Esto es baloncesto, hay dinámicas y de repente hay un tiro que no metes para irte de 20 y te contestan con dos triples y de los 17 dices, caray, si se nos han puesto ahí a 12 puntos. Gastas un tiempo muerto para transmitir tranquilidad y en la siguiente jugada te la botas en el pie y nos meten otra canasta de dos más uno… 9 puntos, partido nuevo. Ha pasado más veces y a más equipos y nos volverá a pasar lo primero, claro que le das vueltas. Influyen muchas cosas, yo lo dije al acabar el partido y lo vuelvo a decir ahora. No entiendo que un partido que se juega a la última canasta, un equipo tire 17 tiros libres más que el otro, no lo entiendo que haya un diferencial de faltas tan grande de uno a otro, pero este es el juego, las que se van por las que se vienen. Seguro que algún día nos vemos en una situación similar, seguro, pero no lo entiendo, 17 tiros libres más un equipo que otro en un partido que se resuelve en la última jugada del partido, pues la verdad… hay varios factores. Lo primero, los errores nuestros. Perdemos un balón en la primera parte y 11 en la segunda. Indudablemente por ahí se nos va el partido si tú 11 veces no tiras ni a canasta, pierdes el balón y algunas de ellas terminan en contraataque pues es duro de asumir. Forma parte del juego, insisto en que ni es la primera vez que pasa, ni es la primera vez que nos pasa, ni somos el primer equipo que le pasa. Esto forma parte del juego”.

Tiempo muerto no gastado durante el parcial. “Sí lo gasté cuando se nos ponen a 13 puntos, lo gasto, entonces me quedan dos tiempos que los necesito para hacer la jugada que tan mal nos sale y luego para tener la jugada del último segundo y una décima. Fijaros si llega ese segundo y no tienes tiempo muerto. Hay muchas veces, a Alejandro Paniagua (segundo entrenador), que se lo digo. Prefiero llevarme el tiempo muerto a casa que llegar al último segundo y no tenerlo. Además, es que hay muchas maneras de parar un partido en un parcial y el parcial no significa que sólo lo puedas parar con el tiempo muerto. Lo puedes parar de otras maneras y nosotros no fuimos capaces de hacerlo, principalmente metiendo una canasta, que es la forma mejor de parar un parcial. Y nosotros no fuimos capaces de hacerlo, pero es que cuando nos ponemos a 13 yo paro el partido. No puedo gastar los tiempos muertos y afrontar el último cuarto y los últimos minutos sin tiempos muertos. Tenía los dos, para la última jugada y para el último segundo. No la metimos, pues no la metimos. Hasta ahí llegamos”.

Estado anímico del equipo tras la última derrota. “Yo he visto al equipo bien, de verdad. Y es una situación complicada para nosotros para mí personalmente. Creo que en los seis años que he entrenado al equipo nunca había perdido tres partidos seguidos, pero también se aprende y yo digo mucho que, para disfrutar de los buenos momentos, hay que tenerlos malos. Si siempre estuviéramos bien… ahora estamos en un mal momento, es verdad, tres derrotas seguidas. Hay que ver cómo se han producido. Con Alicante juegas sin Torres, Jaime ni Nwogbo. Quita al base, ala-pívot y pívot de cualquier equipo de la liga y a ver quién puede ganar a ver quién puede ganar. No ganamos. Vas a San Sebastián, donde sólo habían ganado Coruña en la prórroga y Estudiantes en el último tiro de aquella manera. Y tú tienes el tiro de ganar y te pitan falta en ataque. Imaginaros si con ese tiempo muerto lo ganamos. Yo creo que no hay dudas, yo creo que el equipo está bien y es sabedor de que, a medida que recuperemos jugadores importantes como son la entrada de Mike o Jaime, el nivel del entrenamiento sube. Y subiendo el nivel del entreno, pues va a subir el nivel de rendimiento, eso es el ABC del deporte profesional”.

Iniciar una nueva racha de nuevo. “Pues esa es la ilusión. En Cáceres pusimos broche a un récord en el club que eran ocho victorias seguidas y desde ese partido del 15 de diciembre en Cáceres, sólo hemos sido capaces de ganar un partido (Fuenlabrada), con lo cual tenemos la ilusión de que sea el inicio, Cáceres, de lo que fue el final. Es espectacular momento para empezar otra vez una buena serie de victorias”.

Jaime Fernández y Mike Torres. “Jaime ha entrenado a buen nivel. Ayer la previsión es que no terminara el entreno, que lo terminara un poco antes, pero estaba bien y lo llevamos hasta el final. Mike está entrenado. Podíamos haberlo llevado a San Sebastián a jugar, sí, con riesgos, sí. Ahora mismo no pasa de más riesgos que cualquier otro jugador cuando sale a jugar. Está en condiciones y anímicamente está bien, es consciente de su importancia y el equipo también de que con su entrada pues evidentemente somos mejores”.