Icono chat Chat
Skip to main content

Óscar crece

El salmantino ha anotado tres goles en los dos últimos partidos y se ha convertido en una de las referencias del juego blanquivioleta

Óscar regresó a su casa futbolística a primeros de septiembre, cuando ya había comenzado la competición y procedente de un Olimpiakos en el que había probado la miel y la hiel del deporte rey. El salmantino, canterano blanquivioleta, hacía una apuesta a todo o nada con la intención de ayudar a devolver a su equipo a la Primera División.

La parte inicial de la temporada no fue nada positiva para el exquisito media punta. Se encontró con un equipo inicial tipo en el que no tenía cabida para Antonio Gómez y le costó mucho disfrutar de minutos. La llegada de Abel Resino le permitió crecer. Poco a poco. Con paso firme. Para el de Velada se ha convertido en imprescindible y Óscar ha ganado en confianza para hacer lo mejor que sabe hacer: marcar las diferencias.

Su calidad técnica es indiscutible y ya se ha convertido en el segundo máximo goleador del equipo, empatado con Nauzet y por detrás del inalcanzable Javi Guerra, gracias a sus tres goles en los dos últimos partidos. En Soria abrió el marcador y ante el Córdoba se destapó con dos auténticos golazos que sirvieron para abrir brecha y, prácticamente, sentenciar el partido.

Pero, más allá de su actuación individual, el salmantino solo piensa en cumplir la tarea que se marcó como objetivo cuando regresó a Zorrilla. Que el Real Valladolid vuelva a estar entre los mejores del fútbol nacional. En eso está. Sin aflojar nada.

Fotografía (Miguel Ángel Santos - Ammedia.es): Óscar celebra junto a Nauzet y Guerra el primero de sus dos goles ante el Córdoba.