Aportación coral

Paco García destacó el trabajo de su UEMC Real Valladolid Baloncesto para sumar la 16ª victoria del curso

Valoración. "Muy buen resultado. Partido muy duro. Ha habido que ganarlo varias veces. No nos hemos terminado de ir en el marcador hasta el final. En el tercer y último cuarto la brecha ha sido insostenible para el rival. 114-51 en valoración es una barbaridad. Está claro de que con la entrada de Balaban y Davis van a tener mucho más peligro, pero no hay que despreciar a los que ya estaban. Especialmente buena la defensa de Davis en la segunda parte en la que solo ha anotado un punto. Muy buen partido de Kevin Allen para recuperarle para la causa. Jugadores muy físicos como él en Coruña sufren, pero es clave un jugador referente como él en la pintura en la que pasar el balón y que juegue de espaldas. Y que todo el mundo aporte es tremendamente importante".

 

Aspiraciones del equipo: "Hay que ser ambiciosos a nivel personal. Tenemos una oportunidad fantástica de estar arriba. Hace un año que cogí el equipo. He completado 34 jornadas (10 de la anterior temporada y 24 de la actual): el balance es 25-9. Un balance para un equipo como este tiene un mérito tremendo. No ha sido una semana fácil: no soy una persona fácil en las semanas de derrota como la de Coruña. Y el equipo siempre tiene respuesta, porque, aunque el entrenador está jodido porque hemos jugado mal, ellos también están jodidos y se han sabido reponer. Vienen dos salidas fuera, que nos cuesta, como a todo el mundo: Estudiantes ha palmado en Oviedo y Coruña, que es un vendaval, ha sufrido en Almansa. Nos hemos visto debilitados por la baja de Kabasele y hemos visto como el resto de equipos se refuerzan. Nosotros a lo nuestro: aguantar las críticas y celebrar, animarnos cuando ganamos".

 

Kevin Allen: "Está en camino de estar recuperado, de hecho, a Sergio le hemos cambiado por preocupación. Solo nos faltaba que en el último tapón contra tablero le hubiera dado un pinchazo en el gemelo. Estaba previsto el cambio. Igual que con Belemene, que estaba con el tobillo hinchado y fundido por su ejercicio en defensa. Un día es Kevin Allen, al otro será Pantzar, al siguiente Mike… esa es la clave, que cada día vaya apareciendo uno".

 

Pisuerga: "Si me dices si prefiero ganar todos los que me quedan en casa o perder alguno en casa y ganar alguno fuera, pues me quedo con lo primero. Ver a la afición irse contenta a casa 17 veces en la temporada es algo que no se paga con dinero. Ojalá podamos ganar alguno fuera, pero donde hay que seguir siendo fuertes es en casa".